EFEValladolid

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha sostenido este miércoles que la aplicación de la ley de la eutanasia está en proceso de normalización en la Comunidad tras las primeras cuatro peticiones del derecho a morir, de las que una se ha llevado a efecto.

En declaraciones a los medios en Valladolid antes de presentar el plan de humanización de la sanidad regional, Casado ha explicado que la Comisión de Garantía y Evaluación de la Eutanasia en Castilla y León ha recibido cuatro peticiones para poder acogerse a la eutanasia, con un caso en el que la persona solicitante falleció antes de poderlo resolver, otros dos desestimados por motivos administrativos y médicos y un cuarto que cumplía los requisitos.

Ese cuarto caso, en forma y con todas las garantías legales, se concretó el pasado lunes, y fue una mujer de Valladolid, que tenía un estado muy avanzado de ELA, y a quien un equipo de la sanidad regional le ayudó a morir en su domicilio, según informaron medios locales.

La consejera ha sostenido que la aplicación de la eutanasia está en proceso de normalizase en la Comunidad aunque puede "haber resistencias normales".

La Comisión de Garantía Evaluación de la Eutanasia en Castilla y León es un órgano colegiado formado por quince profesionales de distintos ámbitos, tanto sanitarios como juristas, que se encarga de verificar de forma previa, y controlar a posteriori, que se cumple en todo momento con la normativa y leyes establecidas en torno a este procedimiento. EFE