EFEValladolid

La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda se desplomó el 32,5 por ciento en septiembre en Castilla y León, respecto al mismo mes del 2018, hasta las 780 operaciones, casi un punto más de descenso que la media nacional, debido, en parte al retraso de algunas operaciones por la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria.

Castilla y León encadena con el dato de septiembre dos meses consecutivos en negativo tras caer el 28,1 por ciento en agosto, después de subir el 39,1 por ciento en julio, el 5,9 en junio y el 40,2 en mayo.

En el conjunto nacional la firma de hipotecas también cayó en septiembre por segundo mes consecutivo, con un -31,6 % interanual.

En septiembre se registraron 780 firmas de hipotecas para la adquisición de una vivienda en Castilla y León una menos que el mes anterior, en comparativa intermensual.

Todas las comunidades presentaron tasas anuales negativas en el número de hipotecas sobre viviendas, y los descensos menos acusados se dan en Comunidad Foral de Navarra (–19,0%), Castilla – La Mancha (–19,6%) e Illes Balears (–22,8%).

Castilla y León anotó el octavo mayor descenso en una clasificación que cerró La Rioja con el -63,7 por ciento.

En cuanto al capital prestado para constituir esas hipotecas, superó los 83,7 millones de euros en septiembre en Castilla y León, el 24,5 por ciento menos que hace un año y un 3,5 por ciento más que en agosto.

En el conjunto nacional se formalizaron créditos por más de 3.046 millones de euros, el 28 por ciento menos que hace un año y el 16,3 por ciento más que el mes anterior.

Por provincias, en Ávila se formalizaron en septiembre 17 hipotecas para viviendas (65 en septiembre del 2018), en Burgos 187 (207), con 106 en León (184), 55 en Palencia (62), 46 en Salamanca (127), 61 en Segovia (116), 19 en Soria (30), 258 en Valladolid (319) y 31 en Zamora (46).EFE