EFEValladolid

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), ha aplaudido este jueves la decisión del Gobierno, pactada con sindicatos y empresarios, para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a los 950 euros, aunque ha demandado financiación para afrontar su pago.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Igea ha dicho que la Junta (PP-Cs) ve esto como una "buena noticia para los trabajadores", aunque ha apostillado que debe observarse si la economía "continua creciendo de manera sostenible para permitir que no haya más paro y no haya consecuencias".

No obstante, ha afirmado que esta subida implica una subida salarial del 5 por ciento también para todos aquellos trabajadores que, con fondos procedentes de la Junta de Castilla y León, son asalariados mediante conciertos en el ámbito educativo y sanitario, entre otros sectores.

En este sentido, ha alertado del problema que se suscita si las entregas a cuenta se incrementan el 3,5 por ciento y los salarios más bajos deben subir el 5 por ciento, aunque ha insistido en que el incremento es "una buena noticia naturalmente para los trabajadores y para todas las familias que dependen de esos ingresos".

Preguntado por si estos incrementos salariales, referidos también al 2 por ciento más que percibirán los funcionarios públicos, deben de llevar a subidas en el ámbito privado de las empresas, Igea ha dicho que "los grandes problemas de la economía son continuar con el crecimiento, acabar con el paro y acabar también con las brechas salariales y la desigualdad".

Dando por buenos los avances en materia salarial, ha alertado de que es "importante que ese esfuerzo no mande a gente al paro porque no hay peor desigualdad que estar en el paro".EFE