EFEValladolid

La Junta de Castilla y León ha negado este jueves que haya habido "ocultación" en el caso de supuestos abusos de un traumatólogo del hospital de Medina del Campo (Valladolid) a compañeras y pacientes y ha anunciado que si de la investigación de los hechos por parte de la Fiscalía hubiera un procedimiento penal se personará como acusación particular.

Así lo ha planteado este jueves el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, en la que se ha referido a ese caso ante la "lógica inquietud de los ciudadanos y los medios locales".

El pasado viernes se conoció que un traumatólogo muerto el día anterior en un accidente de tráfico tras colisionar frontalmente con un camión en una recta en Ceinos de Campos, en Valladolid, había sido denunciado ante el Hospital de Medina, en el que trabajaba, como supuesto autor de abusos sexuales cometidos en el centro sanitario.

El vicepresidente de la Junta ha insistido en que en el momento en que tuvo conocimiento de los hechos, por medio de un escrito de compañeros de su centro sanitario, se procedió abrir una información reservada y a trasladar el caso a la Fiscalía.

"Se va a aplicar todo el rigor preciso en la investigación de los hechos denunciados", ha declarado Igea en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha planteado estas palabras tanto para "preservar el derecho a la presunción de inocencia de todas las personas" como para defender que "no se toleran delitos ni encubrimientos" en esta Administración.

"Quiero que quede bien claro no hay ocultación" ni va haber ocultación sobre lo sucedido y a qué periodo ser remonta, y "se va a ser todo lo riguroso que se deba ser desde el punto de vista penal y disciplinario", ha insistido Igea.

Por el momento ha habido cinco dimisiones tras conocerse el caso, incluida la del gerente del Clínico de Valladolid, que también lo era del hospital de Medina, y hoy mismo se ha conocido la del jefe de Anestesia.

Igea ha dicho, al respecto, que ha habido personas que "han asumido responsabilidades y tomado decisiones de acuerdo a su nivel de responsabilidad administrativa, y en cumplimiento o no de los deberes propios tanto de los cargos directivos e intermedios, de acuerdo a la norma, el cumplimiento o no del deber y la ley".

El vicepresidente de la Junta ha asegurado que actuarán con diligencia y rapidez tanto en lo que el asunto requiera internamente como con lo que pida la fiscalía, y además el caso tendrá "la severidad que requiera y hasta donde requiera".

"De ninguna manera vamos a admitir comportamientos que pudieran ser delictivos vamos a utilizar el rigor, la diligencia y severidad que el caso requiere", ha zanjado.

Se trata de una investigación reservada por parte de la Junta no porque haya algo que ocultar ya que "todo lo que ha ocurrido se va a saber", sino que es reservada para que la investigación avance con eficacia y no desvelar los avances para preservar la presunción de inocencia de todos los afectados, ha sostenido.

Igea ha rechazado un posible cese de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, por este asunto, de la que ha dicho que es la mejor valorada del Gobierno y actúo con "celeridad de acuerdo a la norma nada más tener conocimiento de los hechos conocidos". EFE