EFEValladolid

La lista de espera quirúrgica de Castilla y León se redujo en 3.715 pacientes en 2017, hasta los 24.495, que suponen un 13,1% menos que hace un año, mientras que la demora media para ser operado se situó en 78 días, 29 menos que a final de 2016, con una mejora general en todos los hospitales.

Así lo ha destacado hoy en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Antonio Sáez, que ha considerado positiva la tendencia en la reducción de las listas de espera y ha destacado que todos los pacientes en prioridad una, esto es los de más gravedad, han sido intervenidos en menos de un mes, con una espera media de 13 días.

Con estos datos se cumplen las previsiones del plan diseñado para atajar las demoras, el Perycles, en cuanto a dejar la lista de espera en 2017 por debajo de los 25.500 pacientes, con esos 24.495, aunque no se ha logrado dejar la demora media en 71 días, con los 78, ha reconocido el consejero, quien ha indicado que las previsiones para este año es llegar a los 23.500 pacientes con una espera de 68 días.

Sáez ha valorado que once de los catorce hospitales de la Comunidad tengan una demora media inferior a 70 días, con doce que no tienen ningún paciente en lista de más de un año de espera y ha destacado el esfuerzo hecho por los profesionales y la mejora en la gestión, con el recurso a la sanidad privada para reducir las listas en algo más del 4 por ciento.EFE