EFEValladolid

Después de las nevadas caídas en las últimas horas en el centro y norte peninsular, las carreteras comienzan a recuperar la normalidad y sólo la comunidad de Castilla y León, con una vía cortada en Candelario (Salamanca), y norte de Cáceres presentan incidencias, según informa la DGT en su página web

En Ávila, otra de las provincias fuertemente afectadas por el temporal, se mantiene la circulación difícil y el uso de cadenas en las comarcales AV-100, AV-105, AV-941, AV-901.

También en Castilla y León, Salamanca mantiene la circulación interrumpida por nieve en la carretera local DSA-191 a la altura de Candelario entre el kilómetro 0 al kilómetro 10 al igual que en la DSA-180 en La Hoya.

La provincia de Burgos recupera poco a poco la normalidad aunque todavía mantiene la circulación condicionada en algunas vías entre las que se encuentran la N-232, la N-1 (entre las localidades de Rubena y Pancorbo), la N-120, la CL-629 y la N-234.

En Segovia la niebla ha sustituido a la nieve y mantiene el aviso de circulación condicionada en las comarcales de SG-205 y en la Cl-603 por bancos de niebla que limitan la visibilidad, en la SG-500 a la altura de El Espinar hay pavimento deslizante y está prohibido el tránsito a camiones.

En Extremadura están cerradas a la circulación por fuertes nevadas las carreteras provinciales CC-7.1 y la CC-17.4 en las localidades de Descargamaría y Piornal respectivamente, mientras que en Badajoz hay circulación condicionada en la A-66 a la altura de Mérida por bancos de nieblas intensos.

Según la DGT, la comunidad de Aragón presenta circulación difícil y uso de cadenas en vías cercanas a los accesos de Candanchú, Panticosa y Bielsa. EFE

esl-jam