EFEPalencia

La presidenta de la Diputación de Palencia y máxima responsable en funciones de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Ángeles Armisén, ha pedido este domingo a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que no lance "globos sonda" con la reordenación de la sanidad en el medio rural.

Armisén ha instado a la consejera a la apertura de un proceso para abordar los cambios necesarios y con la participación de los implicados.

"Son unos cambios que en ningún caso deben pasar por la supresión o la disminución de servicios", ha manifestado a los periodistas antes de participar en la clausura de la Escuela de Formación de Nuevas Generaciones (NN.GG) del PP, celebrada en Palencia.

Armisén ha expresado su "preocupación" por las ultimas informaciones sobre "una posible propuesta" de la Consejería de Sanidad para la reordenación de los servicios sanitarios en el medio rural en Castilla y León, con medidas como la atención telefónica de consultas o consultorios médicos de referencia para varios pueblos

Como presidenta en funciones de la FRMP, ha solicitado a la consejera, Verónica Casado, que "no presenten propuestas y hagan globos sonda sobre la reordenación sanitaria porque eso genera mucha inseguridad en la población rural".

Ha recordado cómo, después de la reunión con el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, alcaldes y presidentes de diputaciones celebrada la semana pasada, ha solicitado una entrevista con la consejera "preocupada por la demanda de servicios y de calidad de los servicios en el medio rural".

"Espero tener esa entrevista cuanto antes y me ofrezco ya como interlocutora de la FRMP", ha afirmado antes de considerar que la FRMP es un "ámbito perfecto para ser escuchados y oídos en cualquier reordenación y en cualquier propuesta que se haga para los servicios en el medio rural".

Armisén ha advertido a la consejera de que los servicios sanitarios son "especialmente sensibles y necesarios", y reconocido que todo lo que sea avanzar en una mejora en la prestación de estos servicios va a exigir cambios.

"Pero esos cambios no pueden venir nunca por la disminución o supresión de los servicios", ha insistido.

Por todo ello, ha incidido en su petición a la Consejería de Sanidad para que "no haya globos sonda que intranquilicen a la población". y a que inicie un proceso participativo en el que haya diálogo y se escuche a los afectados e implicados.

"Estoy segura de que la consejera nos escuchará y espero que podamos mantener esa reunión cuanto antes, ya que es necesario antes de que salgan cualquier tipo de información", ha zanjado. EFE