EFEValladolid

El 27 de febrero de 2020 pasará a la historia como el día en que Castilla y León registró los dos primeros casos positivos por coronavirus. Colocaron a la Comunidad  ante la realidad de esta crisis sanitaria que, a lo largo de un mes, se ha cobrado ya más de 320 vidas, suma miles de contagiados aún por cuantificar exactamente y también ataca al sustento de las familias con expedientes de regulación de empleo temporales que superan ya los 110.000 afectados.

Con la vista puesta en los hospitales y los espacios habilitados para tratar de contener esta pandemia, pero también en las residencias de ancianos, donde miles de mayores de la Comunidad tratan de guarecerse de los contagios de un virus que afecta con especial fuerza a este grupo de edad, Castilla y León afronta unas semanas clave para ver si la respuesta planificada es suficiente.

A continuación se presentan diez datos de este mes de acumulación de casos en la Comunidad que resumen el panorama que afrontan los profesionales sanitarios, los asistentes sociales, los servicios de emergencias, las empresas y los ciudadanos en general:

1) DE 2 A 4.134 CASOS EN UN MES (PERO HAY MÁS DE 20.000 ESTIMADOS)

Tras varios amagos, con casos de posibles contagiados que finalmente daban positivos, un joven italiano de 18 años ingresado en el Hospital de Segovia y un ingeniero iraní de 28 hospitalizado en Valladolid fueron, el 27 de febrero, los primeros tratados por coronavirus en Castilla y León.

Desde entonces, el incremento de los casos ha sido exponencial casi día a día, aunque durante la última semana parece que el incremento se ha estabilizado en el entorno del 20-30 por ciento, hasta llegar a los más de 4.000 actuales, pero este dato se elevará previsiblemente cuando los test se generalicen y lleguen al menos a los 20.600, que la Junta estima como probables casos a fecha de 27 de marzo.

2) 321 MUERTES ASOCIADAS AL COVID-19

Es la cara más dramática de esta crisis. Cientos de familias han visto como su ser querido, en su mayoría con patologías previas, perdía la vida y ni siquiera podían acompañarle en esos momentos. La Junta ha arbitrado un sistema de "humanización" para que los enfermos terminales se sientan acompañados, pero en muchos casos el duelo quedará pendiente por este paréntesis de cuarentena social. Son ya más de 300 personas fallecidas con un incremento medio diario en el entorno del 30 por ciento.

3) LA INCIDENCIA ACUMULADA EN 14 DÍAS: 165,16 CASOS POR 100.000 HABITANTES EN CASTILLA Y LEÓN

Es uno de los indicadores que antes descifrarán cuándo estamos ante el ya famoso "pico de la curva", pone en relación el número de contagios por cada 100.000 habitantes para homogeneizar los resultados y en el caso de Castilla y León se sitúa en un término medio, al situarse como la séptima entre las autonomías con mayor incidencia y aquellas que registran menos casos.

4) TASA DE LETALIDAD: 7,7% SOBRE CASOS CONFIRMADOS Y 1,5% SOBRE LA ESTIMACIÓN

En este mes, la denominada tasa de letalidad (muertes entre los contagiados) ha ido confirmando lo que anunciaron los expertos sobre el hecho de que en principio este virus causa el fallecimiento menos del 3 por ciento de los infectados. Las patologías previas han marcado la diferencia en la mayoría de los casos. En el caso de Castilla y León han muerto el 7,7 por ciento de las personas infectadas y confirmadas por el test, pero el porcentaje se reduce al 1,5 por ciento si se atiende a la cifra estimada por la Junta de contagiados (casi 20.600 casos).

5) LAS ALTAS: 585

Han sido una de las estampas optimistas de la crisis, ver cómo personas que se encontraban en la UCI volvían a planta, cómo cientos de las tratadas en planta recibían el alta y cómo, sin estar cuantificado, cientos de personas han ido superando el virus en sus casas, rodeados de medidas y protocolos para intentar no contagiar a sus familiares estrechos. Muchos casos ni siquiera van a ser contabilizados, ni como contagios ni como recuperados, por la levedad de los síntomas y porque no se han generalizado las pruebas.

6) LAS RESIDENCIAS: 130 MUERTES ASOCIADAS Y 605 CASOS POSITIVOS

El miedo a que las residencias se conviertan en focos de contagio difíciles de controlar llevó a la Junta de Castilla y León a cerrarlas a las visitas de familiares en los primeros días de la gestión específica de la crisis. En la última semana la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha recabado entre las residencias públicas y privadas los datos de potenciales afectados, fallecimientos y aislados. Son cerca de 100 las residencias que suman casos de contagiados.

Con los datos conocidos a 27 de marzo, el número de residentes fallecidos por este motivo equivale al 40 por ciento de las muertes registradas oficialmente por el COVID en Castilla y León, mientras que en cuanto al número de casos representan el 14,6 por ciento de los 4.132 confirmados.

7) LOS COLEGIOS: 500.000 ALUMNOS Y MILES DE PROFESORES, ON LINE.

Fue una de las primeras decisiones que tuvo que afrontar la Junta de Castilla y León. Las dudas existentes sobre la eficacia de cerrar los centros educativos sin tener ya en marcha medidas de confinamiento depararon dos días -12 y 13 de marzo- llenos de incógnitas en las puertas de los colegios.

Finalmente ese viernes -13- fue el último día de clase presencial y cobraron importancia las clases y tareas online. El Portal de Educación Educacyl vio cómo sus accesos se multiplicaban por tres: de 3 a 9 millones en una semana, lo que precisó de más servidores.

Son casi medio millón de estudiantes, entre universitarios y no universitarios, y miles de profesores que ahora están conectados virtualmente.

8) MILITARES Y POLICÍAS EN LA CALLE: 73 DETENIDOS

Unos 300 militares salen cada día a la calle para realizar labores de desinfección y de apoyo a otros servicios esenciales. También son miles los policías y guardias civiles que se encargan de que el estado de alarma decretado se cumpla y se reduzcan así las posibilidades de contagio.

Castilla y León se ha convertido en la quinta autonomía con un número más elevado de denuncias por quebrantar las condiciones del estado de alarma, especialmente el confinamiento, al llegar a las 8.374 desde el pasado 14 de marzo, mientras que son ya 73 los detenidos por la misma razón.

9) LOS ERTE SE DISPARAN: MÁS DE 21.000 PARA MÁS DE 110.000 AFECTADOS POTENCIALES.

Son la cara más concreta de los efectos de la crisis del coronavirus sobre la economía. La falta de actividad empresarial ha llevado a la presentación de miles de expedientes temporales de regulación de empleo, que en Castilla y León afectan a un número de trabajadores que se acerca ya peligrosamente a doblar el número de desempleados que tenía la Comunidad al cierre de 2019: 126.000. No quedarán en la misma situación, porque en el caso de los ERTE su contrato queda técnicamente suspendido, pero lo que no podrán hacer será trabajar y sus ingresos se verán mermados.

10) LA SOLIDARIDAD ABRUMA: MILLONES DE PALMAS DIARIAS Y MASCARILLAS 'CASERAS' A MILES

En los momentos de crisis la solidaridad también se dispara. Más allá del gesto simbólico de apoyo a los sanitarios que se vislumbra cada tarde en las ventanas de la Comunidad, con millones de aplausos de reconocimiento y apoyo, muchas casas se han convertido en productivos talleres de costura para fabricar mascarillas, aunque el peso de la fabricación lo lleven decenas de empresas y centros universitarios enfocados a producir máscaras plásticas con tecnología de impresión en 3D. Hasta 3 millones de artículos de protección sanitaria ha repartido la Junta de Castilla y León.EFE