EFEValladolid

Las ejecuciones hipotecarias, o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de un crédito, en viviendas de personas físicas se incrementaron el 32 por ciento en el tercer trimestre en Castilla y León respecto al mismo periodo de 2018, con 70, 17 más en dato absoluto.

Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los embargos sobre viviendas en general, tanto de personas físicas como de jurídicas, pasaron de 141 a 159, el 12,7 por ciento más que en el tercer trimestre del 2018.