EFEValladolid

La incidencia del coronavirus en las residencias de ancianos de Castilla y León sigue creciendo y en las últimas 24 horas han fallecido 24 usuarios más que tenían síntomas de estar infectados, lo que supone un crecimiento del 39,3 por ciento y deja la cifra total en 85 fallecidos.

Según la información facilitada por la Junta, no todos los fallecidos tienen el COVID-19 confirmado, pero en el momento del fallecimiento mostraban síntomas compatibles con esta enfermedad.

Con los datos facilitados este miércoles, el número de usuarios de residencias confirmados e ingresados suma ya 367, 32 más en 24 horas, mientras que los de aislados asciende a 1.987, que son 147 más que este pasado martes. EFE

grg-dcyl

(foto)