EFEValladolid

Los denominados programas territoriales de fomento y reequilibrio desplegados por la Junta de Castilla y León en comarcas concretas de la Comunidad presentan un balance de tres con su ejecución "prácticamente finalizada" -Benavente, Béjar y Miranda de Ebro-, otros tres en ejecución -Villadangos, Ávila y Medina del Campo-, y otros cuarto programados -Tierra de Campos, 'La Raya' salmantina y zamorana, zona este de Segovia y Sierra de la Demanda, en Burgos.

Así lo ha avanzado este lunes el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su exposición inicial de los proyectos de legislatura ante la comisión parlamentaria del mismo nombre, donde ha explicado que estos planes serán desarrollados en colaboración con la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, con la intención de reducir "la brecha digital en el territorio", entre otros objetivos.

Carriedo ha detallado que su intención es aplicar políticas de equilibrio y reequilibrio territorial, para contribuir a la cohesión entre las diferentes provincias y zonas de la Comunidad, orientadas a fomentar la implantación, el crecimiento y el mantenimiento de empresas; promover el desarrollo de actividades con potencial de crecimiento y que contribuyan a la diversificación de la estructura productiva y del empleo; y facilitar la financiación necesaria para acometer los proyectos empresariales en condiciones favorables y preferentes, entre otras.

El consejero también se ha referido a la próxima ejecución del nuevo Plan “Soria Conectada y Saludable”, a la colaboración en el conjunto de inversiones vinculadas al Plan Estratégico de la Mesa por León, a la prórroga del Plan de Dinamización de Municipios Mineros, y a la redacción en colaboración con el Gobierno central del Plan Territorial de Transición Justa, que afectará a las provincias de León y Palencia, así como a la zona de influencia de Garoña.

También, en la línea marcada por el protocolo firmado en octubre de 2021 por el Presidente de la Junta de Castilla y León con las principales instituciones de Salamanca, Carriedo ha anunciado el despliegue de una Estrategia de intervención en Salamanca que aproveche todas las capacidades de la ciudad en torno al conocimiento, la innovación y las nuevas tecnologías.

Por último, a través de la firma de un convenio con las principales empresas agroalimentarias de Palencia, Carriedo ha comprometido la puesta en marcha de una plataforma de especialización sectorial, que sirva para abrir camino para la transformación económica sobre la base de los activos locales y las ventajas comparativas de la provincia. EFE