EFEValladolid

El portavoz de la Plataforma de Afectados por las Preferentes de Banco Ceiss, Basilio Garmón, ha acusado hoy a la Junta de no "arbitrar ni defender" a los afectados por las preferentes, por lo que ha asegurado que "aún echan en falta" que el Ejecutivo autonómico se pronuncie y les "proteja".

Durante su comparecencia en la comisión de las Cortes que investiga la actuación, gestión y supervisión de las Cajas de Ahorro que tenían su domicilio social en Castilla y León, Garmón se ha mostrado muy crítico con la actuación desarrollada por la Junta ante la "estafa masiva" llevada a cabo por las Cajas en España.

El compareciente ha lamentado que durante la venta de estos paquetes "únicamente se limitó a avisar", cuando la propia Ley de Cajas le atribuía "competencias sancionadoras", un mecanismo legal que "nunca adoptó", por lo que "dejó hacer a su antojo" a las entidades.

Por todo ello, Garmón ha rogado a la Junta que les "proteja" pues aún mucha gente está "padeciendo los problemas de esta estafa" y ha pedido al Ejecutivo que actúe como en otras Comunidades como Madrid, Cataluña o Galicia, donde los Gobiernos autonómicos han mostrado su "apoyo" a los afectados, algo que ha hecho sentir a los preferentistas de Castilla y León de un "rango inferior", ha sentenciado.

Después de varias comparecencias en esta comisión de directivos y presidentes de las Cajas de Ahorros que operaban en Castilla y León hasta la desaparición de la mayor parte de ellas, hoy ha acudido hasta el Parlamento autonómico la otra parte afectada por el fin de las Cajas, aquellas personas que participaron en la compra de preferentes.

Según ha explicado el portavoz de estos afectados, después de cerca de 6.900 sentencias judiciales ganadas en la Comunidad por esta "estafa", en el proceso de venta de este "producto de riesgo" se llevaron a cabo "auténticas tropelías".

Casos como familias enteras afectadas por las preferentes, otras en las que se evidencia un "total abuso" de la Caja hacia sus clientes, como es el caso de una afectada "analfabeta" de un pueblo minero a la que su Caja le "arrebató" el dinero de su esposo fallecido para invertirlo en preferentes, u otros casos de compra de estos paquetes por parte de "niños de cuatro años" o "fallecidos".

Todos ellos casos de "abuso de poder" que han pasado factura, no solo a los bolsillos de los afectados, sino también a su "salud", pues mucha gente "no ha soportado que su mejor amigo del pueblo, el gerente de su Caja, les hubiera engañado y arruinado", ha relatado el compareciente, quien ha lamentado que muchas personas "han fallecido sin recuperar su dinero".

En este sentido, el portavoz de los preferentistas ha explicado que, a pesar de que el número de sentencias favorables es "muy alto", en el mejor de los casos los afectados tan solo han conseguido recuperar el 84 por ciento de su dinero, aunque una cosa es "segura": "todos hemos perdido dinero y vida", ha clamado.

Referido a la colocación de estos paquetes financieros a minoristas y gente lego en la materia, según Garmón, esto pone de manifiesto la voluntad de "engañar" a los clientes por parte de las Cajas, que tenían "conocimiento de causa" de lo que se estaba haciendo, como así evidencia los "numerosos correos electrónicos" que se cruzaban sus directivos.

Por este motivo, Garmón ha acusado a todos los comparecientes que han pisado esta comisión de "mentir" cuando justifican la venta de estas preferentes como un mecanismo legal para aumentar los fondos propios pues, aunque "ciertamente es un paquete legal, es totalmente fraudulento colocarlo a personas sin conocimientos financieros". EFE