EFESantovenia de Pisuerga (Valladolid)

Miedo y sensación de que una tragedia así podía pasar en cualquier momento es lo que sienten los vecinos de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), donde esta madrugada un hombre ha disparado mortalmente a otro y después se ha atrincherado con un rehén, que es su yerno, y ha disparado a un guardia civil que participaba en la negociación dejándole herido grave.

El suceso ha ocurrido en el número 8 de la calle Alfredo Martín de esta localidad cercana a la capital vallisoletana y donde existen muchas viviendas ocupadas.

Los alrededores están acordonados para impedir el paso a los vecinos e incluso los que se encuentran en edificios cercanos no pueden salir de sus casas.

La víctima, Dionisio de 45 años, y su supuesto asesino, al que se le conoce con el apodo de "chiqui", vivían en el mismo edificio, ya que el primero residía en la planta tercera y el segundo en el bajo, que es donde se encuentra en estos momentos atrincherado junto a uno de sus yernos.

"Eran amigos de aquí, del pueblo. Luego todo se torció entre ellos hasta el punto de que esto se veía venir. Al parecer Dionisio se lió con la exmujer del chiqui", explican en corrillo unos vecinos de la calle afectada, que han sido desalojados ante el despliegue policial.

Con el miedo a ser identificados por las posibles represalias, los vecinos han asegurado que el supuesto asesino era un hombre conflictivo que ya había protagonizado percances en otras ocasiones en el municipio.

"Vamos a ser la comidilla de toda España", comentaban a Efe dos de las operarias del servicio de limpieza del municipio ante el revuelo de las cámaras de televisión apostadas en un edificio colindante al del lugar de los hechos, que permanece cortado en todos sus accesos en estos momentos.

Otros viandantes se mostraban más preocupados por saber cuándo podrán acceder a sus viviendas, ya que, desde que fueron desalojados a primera hora de esta mañana, no han podido regresar a sus casas.

La Guardia Civil mantiene acordonada la zona y desde las 3 de esta madrugada, la Unidad Especial de Intervención de Madrid intenta negociar con el autor de los disparos para que salga de la vivienda, mientras prepara un posible asalto a la casa si no depone su actitud.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ya se encuentra en el lugar del suceso. EFE

aam-grg

(foto) (vídeo)