EFEVillabrázaro (Zamora)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha cifrado este viernes en cerca de doce millones de euros el impacto que tendrá para familias, emprendedores, autónomos y agricultores las nuevas bajadas de impuestos y ventajas fiscales del Gobierno autonómico.

Fernández Mañueco ha enmarcado esa reducción de la fiscalidad que aprobará próximamente la Junta de Castilla y León en la apuesta del Gobierno regional por seguir avanzando en una política fiscal de tributos bajos que ya sitúa a la Comunidad Autónoma como la cuarta con mayor competitividad fiscal del conjunto de España.

Sobre las nuevas medidas, ha explicado que están enfocadas especialmente hacia el mundo rural y entre ellas ha destacado el incremento del 40 % de la deducción por nacimiento de hijos o adopción en los municipios de menos de 5.000 habitantes.

Además, se va a reducirá el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales a empresas que se instalen en el medio rural y se bonificará la compra y el alquiler de explotaciones agrarias prioritarias y fincas rústicas, lo que beneficiará especialmente a la industria agroalimentaria.

"Seguimos bajando impuestos en el mundo rural para familias y empresas", ha concluido Fernández Mañueco, que ha subrayado el ahorro que supondrán estas ayudas.

Ha puesto de relieve además el impulso a la recuperación económica que pretende dar el Gobierno regional con medidas de apoyo a la modernización, la digitalización y la sostenibilidad. EFE