EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha trasladado este jueves su "respaldo absoluto" a la consejera de Sanidad, Verónica Casado (Cs) y el plan para reformar la atención primaria rural que está en fase de borrador, que ha causado "revuelo" en la sociedad y que requerirá de negociación y pedagogía.

Así lo ha trasladado este jueves el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, quien se ha mostrado muy crítico con las voces que se han alzado contra ese plan, que inicialmente tendrá un proyecto piloto en la zona zamorana de Aliste que estará en marcha a principios o mediados de año, que ha achacado tanto al desconocimiento de su contenido como a la cercanía electoral.

"Es evidente que cuando uno plantea una reforma tiene que haber revuelo", ha admitido Igea, quien ha lamentado que el interés de la oposición y las organizaciones sindicales sea el "revuelo y la demagogia más que la reforma".

"Podemos permitirnos perder unas elecciones pero no permitirnos perder el futuro", ha argumentado Igea sobre un plan que se asienta tanto el en documento que salió del consejo de salud regional a final de la pasada legislatura para diseñar la atención primaria del futuro como en trabajo del Comité Asesor del Ministerio de Sanidad del PSOE, del que formaba parte la propia Casado.

"Si alguien pensaba que las cosas iban seguir igual se equivocaba", ha advertido el portavoz de la Junta, que ha reprochado al PSOE que se limite a pedir que no se cierre ningún consultorio y que las cosas se queden como está, esto es que "se dejen los problemas como están", sin hacer ninguna propuesta.

Y ha calificado de "intolerable" que desde el PSOE, su secretaria de Organización, Ana Sánchez, se refiriera que el gobierno utiliza a los mayores "como cobayas" en esa prueba piloto de Aliste, unas declaraciones por las que ha pedido "una pronta rectificación".

Un Consejo de Gobierno más, el plan de la Consejería de Sanidad para afrontar los problemas en atención primaria, especialmente en el medio rural, ha estado en las declaraciones del portavoz de la Junta y en las sucesivas preguntas.

El vicepresidente de la Junta, médico de formación, ha defendido que el plan incluye medidas para favorecer la atención primaria, mejorar la frecuentación, con tres niveles asistenciales, las visitas diarias, y a domicilio, y de paso que los médicos tengan que hacer menos kilómetros para pasar consulta.

Es un "plan bien pensado y dirigido", que está en fase de borrador, en "estado inicial", elaborado por la Consejería de Sanidad, que luego tendrá que negociarse con las entidades locales y los sindicatos que ha tenido una opinión muy favorable dentro del Gobierno lo que "no quiere decir que no sea objeto de perfeccionamiento o de mejora".

El vicepresidente de la Junta ha admitido que a la vista de ese "revuelo" habrá que hacer pedagogía sobre ese plan que se basa en medidas evaluables que permitan asegurar que se pueden poner en marcha, unos resultados que no ha dudado que se verán a los pocos meses y respaldarán la reforma, en principio en el caso de Aliste, para luego extenderla al resto de la Comunidad.

"En política uno no puede estar inactivo porque tomar decisiones genere polémicas", ha abundado el portavoz de la Junta, quien ha defendido que el nuevo gobierno PP y Cs no está para seguir con "políticas conservadoras" que han conducido a la sanidad a dónde está, sino para hacer "políticas de reformas" en una Comunidad que ha perdido 135.000 habitantes en la última década y cada vez se aleja más de la convergencia con la UE.

En cuanto a las críticas de la presidenta de la Diputación de Palencia y presidenta de la FRMP, la popular Ángeles Armisen, que reclamó a la Consejería que se dejara de "globos sonda" en la sanidad rural, ha dicho que entiende que algunos "en época electoral se ponen nerviosos y tienen que intentar justificarse".

"Lo menos que se puede pedir a una presidenta de Diputación es que si tiene el documento -sobre esa reforma de la sanidad- que diga esta es mi critica, y si no se tiene el documento esperar al tenerlo, al menos si se está en un gobierno de coalición", ha añadido.

Ha dicho que desconoce las críticas que respecto al plan se han realizado desde algunos parlamentarios del PP y ha insistido en ese respaldo absoluto del presidente de la Junta a un plan necesario.EFE