EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes que será "leal pero exigente" ante el Gobierno de España en asuntos como la reforma de la financiación autonómica, las infraestructuras, la defensa de la agricultura en Europa y el reto demográfico.

En sus primeras palabras tras jurar su nuevo cargo en un acto desarrollado en el hemiciclo de las Cortes de Castilla y León, Mañueco se ha dirigido a la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, para garantizar que su Ejecutivo autonómico será también leal "en la construcción del futuro de la Nación y en la defensa de la unidad de España".

Mañueco se ha detenido en la concreción del nuevo modelo de financiación autonómica para reivindicar que debe "tener en cuenta las singularidades" de Castilla y León, en referencia a la dispersión de su población en muchos pueblos en mucha extensión de terreno y el envejecimiento de sus habitantes, entre otros condicionantes.

El presidente ha insistido en que serán la "moderación", las "políticas de centro y liberales" las que marquen la acción de su gobierno porque es lo que "han elegido" los ciudadanos: "Tenemos mucha tarea por delante, pero no nos van a faltar ni fuerza ni ilusión", ha asegurado.

Mañueco ha sostenido que "el gobierno transformador" que pretende dirigir debe afrontar los "desafíos" de la Comunidad, entre los que ha citado la mejora de la calidad de los servicios públicos, el combate de la despoblación, el impulso del desarrollo rural, la generación de empleo como motor de la economía y también "insistir en las políticas de transparencia y buen gobierno".

Ha insistido en su intención de afrontar esta nueva etapa con diálogo y consenso, en los distintos planos, para buscar en el ámbito económico un "crecimiento estable con medidas como la bajada o la bonificación de impuestos" y el apoyo a las pymes, los autónomos y los emprendedores para que sean las "grandes palancas" de crecimiento.

En este sentido, Mañueco ha sostenido que Castilla y León "es y debe seguir siento todavía más atractiva para la inversión", tanto nacional como internacional, porque tiene las condiciones necesarias para que sea así.

Sobre los servicios públicos, ha asumido que pese a estar "muy orgulloso" de su calidad, es necesario "mejorar y ajustar lo que sea necesario" para "llegar a más personas, con más prestaciones y con más recursos en todo el territorio".

La "lucha contra la despoblación" recibirá "un foco" de cada una de las áreas del futuro gobierno para intentar resolver un problema con una batalla que ha reconocido que no librarán con éxito si no entienden que "se trata de un problema de España y de Europa, de las sociedades desarrolladas y por tanto requiere de medidas globales".EFE

orv-mr-aam

(foto)