EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido este miércoles que siente "muchísimo dolor" cuando ve a los hosteleros protestar por el cierre del sector para controlar la pandemia, el mismo que siente ante las más de 7.000 muertes que ha dejado la covid en la Comunidad.

"El culpable es el coronavirus, el maldito bicho", ha insistido Mañueco en rueda de prensa telemática para dar a conocer algunas novedades en la atención a la dependencia en la Comunidad.

El titular de la Junta ha reconocido ese dolor por los hosteleros, algunos muy cercanos, pero también por los responsables de algunas actividades comerciales que están sufriendo las consecuencias de la pandemia, y por esas más de 7.000 vidas perdidas por la covid.

Ese dolor es algo que va "en su mochila" como presidente de la Junta, una mochila que no le hubiera gustado tener que portar pero que le corresponde como presidente de la Comunidad, ha reflexionado.

Fernández Mañueco ha incidido en que se está en la tercera ola de la pandemia, que crece a un ritmo vertiginoso, y ante la que se han adaptado medidas que ya funcionaron a la hora de superar la segunda como el cierre del interior de la actividad hostelera, los centros comerciales o gimnasios que opera desde hoy durante catorce días en toda la Comunidad.EFE