EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha observado este jueves como un "mensaje de compromiso y confianza" hacia el futuro de Renault, la presencia en Valladolid del director adjunto de la marca, José Vicente de los Mozos, para presentar el nuevo Captur.

Mañueco se ha reunido en la sede del Ejecutivo autonómico con el también presidente de Renault España, de quien ha recibido "con mucho cariño" esta presencia, tras una semana en la que la multinacional presentó un balance de 2019 con menores ventas y con una perspectiva de cierre de factorías a nivel mundial.

Después, durante el acto de presentación de la segunda generación del Renault Captur -SUV- en un concesionario del municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda, De los Mozos no ha verbalizado planes de futuro para las plantas españolas, pero sí ha reconocido que está "orgulloso" de que "los productos de éxito de Renault se hagan en nuestra tierra", en referencia a las factorías de Valladolid, Palencia y Sevilla.

"Lo único que nos defiende son los resultados", ha resumido De los Mozos, quien ha citado los componentes y los vehículos fabricados en estas factorías.

El directivo de la multinacional francesa ha hecho un llamamiento para ejercer el liderazgo en materia de movilidad urbana de bajas emisiones, con el desarrollo de tecnología de propulsión híbrida y eléctrica, pero ha pedido que cese el "ruido" en torno a este sector de la automoción, que en su opinión "aumenta" por anuncios que provocan que la gente "no sabe qué comprar".

Sobre el nuevo modelo de Captur, primer híbrido enchufable fabricado en España, De los Mozos ha confiado en que será un "éxito" como su antecesor, pero ha ironizado con la previsión de fabricación a futurdo: "Me gustaría fabricar muchos más, si nos deja el coronavirus".

Por su parte, el presidente de la Junta ha destacado el "mensaje de confianza" sobre el futuro de Renault en España y en Castilla y León que han expresado todas las administraciones representadas en el acto y ha comprometido que la multinacional tendrá en el Ejecutivo autonómico su "más firme y fiel aliado".

Mañueco ha destacado que el sector de la automoción es "de máxima importancia" para Castilla y León, por el empleo y la implantación directa e indirecta de inversiones empresariales.

El presidente ha indicado que el futuro de esta relación está "ligado a los planes industriales de Renault, muy vinculados a esta tierra y se han declarado prioritarios", lo que le parece "fundamental".

En este sentido, ha interpretado la presencia de De los Mozos en este acto como un "mensaje de compromiso y confianza" de cara al futuro: "Frente a quienes generan incertidumbres y dudas, la Junta mantiene su compromiso con el desarrollo de estos planes industriales, es el momento de arrimar el hombro, sin ningún tipo de duda, con un clima de confianza".

También ha intervenido en el acto el nuevo delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, quien se ha estrenado tras tomar posesión del cargo esta misma tarde.

Izquierdo ha explicado que a las administraciones les toca lanzar "mensajes de certidumbre y de apoyo al sector", ya que se trata de una "pieza indispensable para la economía de Castilla y León y España".

En este sentido, en representación del Gobierno central, se ha mostrado "encantado de poder contribuir" a la buena marcha del sector de la automoción, especialmente en los esfuerzos por avanzar en la transición ecológica, como una de las prioridades del Ejecutivo, ya que "la implicación de Renault" es una realidad, "tanto que van por delante y están a la vanguardia".

Por último, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha hecho un llamamiento para trabajar "muy duro" en los futuros planes industriales de Renault, para los que ha ofrecido su apoyo "al máximo", ya que la marca es un "motivo de orgullo" para la ciudad en todo el mundo.

En este sentido, Puente ha pedido "proteger, impulsar y apoyar decididamente, como lo han hecho los gobiernos de Castilla y León y de España en los momentos más críticos", cuando se han puesto "de la mano" también con los sindicatos para que se mantenga la competitividad de las factorías como garantía de futuro.EFE