EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado que, a diferencia del líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien aseguró que no podría dormir con un vicepresidente como Pablo Iglesias, él "duerme bien" porque tiene uno, Francisco Igea (Cs), que "sí cree en España".

De este modo ha defendido el jefe del Ejecutivo Autonómico a su vicepresidente, preguntado en la sesión plenaria de este martes por el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, por su valoración al respecto de las palabras de Igea en las que manifestó que estaba "dispuesto a todo" para evitar un pacto nacional entre PSOE y UP, incluido dejar de apoyar al PP en Comunidades como Castilla y León.

Frente a ello, Fernández Mañueco ha contestado con una pregunta al portavoz de Podemos: "¿Usted qué tal duerme por las noches?, yo perfectamente, porque tengo un vicepresidente que cree en España y en este gobierno, no en el suyo, sino en el de Castilla y León".

Así ha criticado el presidente de la Junta el preacuerdo de Gobierno firmado la semana pasada entre los líderes del PSOE y UP, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, en el que "ustedes salieron corriendo a tapar sus vergüenzas en cuanto les ofrecieron un cargo, por mero cinismo e hipocresía", le ha espetado Mañueco al líder autonómico de Podemos.

"Hasta la noche electoral, el señor Iglesias consideraba a Sánchez un mentiroso compulsivo, pero les han ofrecido el poder y han demostrado sus amplias tragaderas", ha insistido el presidente autonómico, quien ha considerado que Castilla y León "va a pagar los platos rotos" de un Gobierno que dependerá de los que quieren "romper la unidad de España y de personajes como Otegui y Rufián".

Por su parte, el portavoz de Podemos ha acusado al presidente de la Junta y a su vicepresidente, a los que ha catalogado como los "Epi y Blas de la Meseta", de querer hacer a Castilla y León un "remedo de 'El Cuento de la Criada'", con "nombramientos a dedo" e "imposiciones" propias de los "señores feudales que están dispuestos a cualquier cosa para que no se levanten las alfombras, que ocultan un insoportable hedor".

Asimismo, el portavoz del Grupo Mixto, que ha sido llamado al orden por interrumpir el turno de palabra del presidente, ha afeado a Mañueco el tener que "tragarse el sapo de Igea", un vicepresidente que le "sopla al oído" lo que tiene que decir, pues para Fernández, Mañueco no es "ningún un orfebre de la palabra".

"Le importa un comino la sociedad, hasta el punto que no le importa un ápice que Igea quiera vender la Comunidad", ha apostillado el procurador. EFE