EFEValladolid

El fin del estado de alarma anoche a partir de las 00.00 se ha caracterizado en Castilla y León por miles de jóvenes en las calles en distintas ciudades, sobre todo en Salamanca, y decenas de llamadas al servicio de Emergencias 112 alertando de ruidos, molestias y en algún caso fiestas en la vía pública.

En Castilla y León, este domingo ya no hay toque de queda ni confinamiento perimetral, ni límite de personas en las reuniones familiares y sociales, y los horarios y aforos irán de la mano de cómo evolucionen los datos de la covid, mientras que la hostelería podrá abrir hasta la medianoche.

BOTELLONES E INCIDENTES AISLADOS

En la mayor parte de las ciudades de la Comunidad la noche transcurrió con tranquilidad, aunque con incidencias como seis actas por incumplir el toque de queda y otra por no portar mascarilla en Soria y otras dos por no respetar el toque de queda en Segovia, han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en la Comunidad.

En la provincia segoviana, la Policía Nacional recibió una llamada de un vecino de Hontoria, que informó de que había visto sobre las 00,30 horas en una zona despoblada cómo un vehículo frenó y paró, tras lo que oyó tres detonaciones, unos hechos tras lo que los agentes hallaron tres cartuchos de caza de escopeta detonados,

Ahora investigan para averiguar si fueron disparos para celebrar el fin del toque de queda o por otro motivo.

Dos personas fueron detenidas en Valladolid por lesiones a un joven de 19 años con una botella y otros dos por resistencia a la autoridad además de detectar un botellón y llamadas por fiestas en domicilios.

En Zamora, sí se observó mucha presencia de personas a partir de las 00.00 horas por las calles, aunque pronto se recogieron y la noche fue finalmente tranquila, como lo fue en Burgos, sonde se registraron llamadas por exceso de ruido en domicilios y botellón, mientras en Ávila, el dispositivo establecido en los dos parques donde habitualmente se celebran este tipo de encuentros, evitó que se desarrollasen.

Otras dos intervenciones tuvieron que ver con el botellón en la ciudad de León, el mismo número que en Ponferrada.

DECENAS DE LLAMADAS AL 112 POR RUIDOS Y ALGUNA FIESTA EN LA CALLE

El Servicio de Emergencias 112 recibió decenas de llamadas quejándose de ruido, molestias y en casos también de fiestas en la calle, han explicado a Efe fuentes del este organismo.

Las ciudades de Salamanca, Valladolid y León acapararon el mayor número de avisos de este tipo, a los que se sumaron otros tres por agresiones, dos de ellas ocurridas en Valladolid y una en Ávila.

SALAMANCA, CON 4.000 JÓVENES EN LA PLAZA MAYOR

La Plaza Mayor de Salamanca ha reunido, desde las 00,10 horas de este domingo a más de 4.000 jóvenes, según datos de la Subdelegación del Gobierno, en el inicio del fin del estado de alarma, con gritos y cánticos en su vuelta a la normalidad, ante el control y vigilancia de efectivos policiales.

En el momento que llegó la hora de finalización del estado de alarma, los jóvenes salmantinos se echaron a la calle y desde las 00,00 horas se podían ver a grupos juveniles por el centro de Salamanca y por calles próximas a grandes parques con bolsas y botellas.

La Plaza Mayor se convirtió, durante cerca de dos horas, en el lugar de fiesta de la capital salmantina, donde se podía oír canciones festivas o gritos como "hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual".

Según fuentes de la Policía Local de Salamanca, durante esta madrugada se han impuesto 19 denuncias por mascarilla, otras dos por fumar, seis por ruido en viviendas y tres por incumplir el toque de queda antes de las doce de la noche.

Además, la presencia de la Policía Local evitó botellones masivos en el Puente Romano y en la Plaza Mayor y se retiraron 14 bolsas con bebidas, aunque según las mismas fuentes, "la multitud se disolvió de forma normal".

Era la celebración de su "nochevieja universitaria, la que no se pudo realizar en diciembre se ha hecho esta noche", como ha señalado Guille Martínez, un burgalés estudiante de Enfermería, al tratar de analizar los más de mil jóvenes que estaban congregados en la Plaza Mayor salmantina.

PETARDOS Y GRITOS POR EL FIN DE LAS RESTRICCIONES EN VALLADOLID

En Valladolid, el lapso de dos horas de toque de queda se respetó y vació casi por completo las calles aunque, cuando llegó la medianoche, cientos de jóvenes comenzaron a salir a celebrar el fin de las restricciones.

Se escucharon petardos, gritos de "libertad" e incluso alguna cuenta atrás por el centro de la ciudad, donde grupos de amigos caminaron, muchos de ellos con bolsas con bebida dirección al Parque de las Moreras, zona habitual de botellón en Valladolid.

Varias unidades de Policía Nacional y Policía Municipal se desplazaron a esta zona en torno a la una de la madrugada y comenzaron a identificar a las personas que estaban bebiendo alcohol en la vía pública.

La presencia policial dispersó a parte de los jóvenes, aunque otros permanecieron con actitud festiva celebrando el fin del estado de alarma. "Se acabó la cuarentena, se acabó el toque de queda", cantaron.

ÁVILA CON TRANQUILIDAD, SIN QUE ACOMPAÑE EL TIEMPO PARA TURISMO

El final del estado de alarma se vive este domingo con cierta tranquilidad en la provincia de Ávila, teniendo en cuenta que se trata de un solo día y que el tiempo no está acompañando desde el punto de vista turístico.

En las primeras horas del día, varias zonas de la capital sirvieron de refugio a los más jóvenes para reunirse en plazas, jardines, calles y otros espacios en los que se reunieron tras finalizar el estado de alarma y decaer el toque de queda.

La presencia policial hizo que varios grupos se desperdigaran y abandonaran el parte de San Antonio, uno de los más emblemáticos de la ciudad, donde se concentró un buen número de chavales.

Esta mañana, en las calles del centro de la ciudad apenas se notaba el cambio de situación, aunque en el Centro de Recepción de Visitantes (CRV) señalaban que, si bien la presencia de turistas era discreta, cerca de la mitad procedían de la vecina Comunidad de Madrid.

Las adversas condiciones del clima, con viento, bajada de temperaturas y anuncio de lluvias, junto a sea este domingo el primer día de la nueva etapa, han contribuido a que el desembarco de visitantes esté siendo bastante discreto.

En el CRV, la mayor parte de los turistas procedían de Madrid, en torno al 50 por ciento, mientras que el resto, salvo una pareja de A Coruña, ha llegado de provincias de Castilla y León como Salamanca, Segovia y Valladolid.

En el mismo sentido se ha expresado el conductor del Tranvía Turístico de Ávila, que en el primer recorrido del día, a las 11.00 de la mañana, no ha tenido clientela, mientras que en el de las 12.00 del mediodía ha cubierto cerca de la mitad de sus 50 plazas.

En este caso, la presencia de turismo de Madrid no era demasiado significativa, algo que el conductor achacaba fundamentalmente a la meteorología, ya que hace una semana la demanda, con las fronteras cerradas, fue mayor.

En el principal acceso a la muralla de Ávila las sensaciones eran similares, con una presencia aún discreta de turistas madrileños que, no obstante, han comenzado a llegar, después de meses sin visitantes del principal mercado emisor para la capital y la provincia de Ávila.

Una de las responsables de la oficina ha reconocido que el final del estado de alarma "no ha supuesto un boom turístico" que, quizá se pueda producir el próximo fin de semana con la celebración del día de San Isidro, fiesta en Madrid.

JÓVENES EN PALENCIA, A LA ESPERA DE LAS DOCE CAMPAÑADAS

Muchos grupos de jóvenes esperaron ansiosos ayer la llegada de las doce campanadas para salir a la calle en Palencia. El parque de El Salón, la Calle Mayor o la Plaza de Pío XII se convirtieron en los lugares elegidos para inaugurar los primeros minutos del fin del estado de alarma que dieron lugar a reencuentros y saludos, ambiente de celebración y hasta algún que otro cántico.

Como comentaba uno de los jóvenes: "se echaba de menos lo de no tener hora para llegar a casa".

También fueron muchos los vecinos que asomaron a los balcones para contemplar un bullicio que casi habían olvidado, mientras la Policía Local, que había incrementado en un 30% sus efectivos para esta noche, recorría las calles, junto a efectivos de la Policía Nacional, para evitar incidentes en la nueva normalidad.

"Esta noche hemos tenido más trabajo, grupos de jóvenes sobre todo, pero también más movimiento de vehículos y hemos intervenido con pequeños grupos de jóvenes haciendo botellón", ha manifestado el jefe de la Policía Local.

Y en el otro lado del entusiasmo algún que otro hostelero, que ve con cierta preocupación el fin de unas libertades en las que se pasa de cero a nada y que pueden poner en riesgo a la hostelería.

"En tres semanas estamos otra vez parados porque va a crecer la incidencia", se ha lamentado el hostelero Félix San José que pone voz a "la preocupación lógica" de la hostelería en Palencia, donde "la incidencia está siempre rozando los mínimos" y "nos han estado abriendo y cerrando constantemente"

BOTELLONES ENTRE LOS JÓVENES EN LEÓN

La Policía Local del Ayuntamiento de León intervino durante la jornada deL sábado y la madrugada de este domingo en dos botellones y, además, también realizó una actuación en un establecimiento hostelero del barrio Húmedo por servir bebidas pasadas las 22.00 horas, según fuentes del Ayuntamiento de León.

En cuanto a los botellones, a las 18.30 horas del sábado los agentes identificaron a 10 menores que estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la calle Prado de los Judíos.

Las botellas de alcohol fueron requisadas y los menores identificados y avisados de que se informaría a sus padres o tutores de la actuación policial.

Por otro lado, a la 1.10 horas de la madrugada del domingo la Policía Local acudió a un aviso de un botellón que se estaba realizando en la zona ajardinada de avenida Universidad, calle Alameda y calle Los Robles con calle Medul.

En el lugar los agentes observaron la presencia de numerosos jóvenes, la mayoría sin consumir bebidas alcohólicas, que se dispersaron con la presencia policial.

En otra actuación, la Policía Local observó que en un bar del barrio Húmedo el responsable estaba sirviendo consumiciones a dos clientes a las 22.20 horas y como estos últimos, al percatarse de la presencia policial, abandonaban el lugar.

Los agentes identificaron al titular del establecimiento.

NORMALIDAD EN ZAMORA COMO TÓNICA GENERAL

La madrugada de este domingo ha transcurrido con normalidad en la capital zamorana y el único incidente destacadao ha sido la denuncia formulada contra cuatro jóvenes por hacer botellón, tres de ellos además por encontrarse sin mascarilla, junto a diversas llamadas por ruidos.

Ese suceso se produjo cinco minutos después de la medianoche en un edificio en estado de ruina de la calle Guimaré, del que se desalojó a los cuatro jóvenes denunciados, ya que además ninguno de ellos era propietario del inmueble y corría peligro su seguridad, según ha informado a Efe la concejala de Protección Ciudadana de Zamora, Cocha Rosales.

La Policía Municipal ha intervenido además tras el aviso de un botellón en el mirador del Troncoso, aunque cuando llegaron los agentes no encontraron bebidas y únicamente invitaron a los jóvenes reunidos a que no hicieran ruido.

Por último, sobre las cuatro de la mañana los agentes acudieron a un domicilio de la calle Consejo de Europa por ruidos e invitaron a sus moradores a bajar el volumen, sin mayores consecuencias.

SOLO UNA INTERVENCIÓN POR CONSUMO DE ALCOHOL EN SORIA

El fin del toque de queda en Soria se ha saldado con una madrugada tranquila en la que, según fuentes del Ayuntamiento, la Policía Local sólo tuvo que intervenir en una ocasión, en la queinterpuso seis denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

La actuación, en la que han colaborado Policía Local y Policía Nacional, se ha registrado a las 1:15 horas en la Dehesa, parque público de Soria en el que acuden algunos grupos de jóvenes para celebrar "botellones".

El resto de la noche, según ha confirmado el Ayuntamiento de Soria, no se han registrado incidencias salvo algunas llamadas por ruido pero que no han concluido con ninguna sanción, al detenerse antes de la presencia de los agentes y no producirse ninguna identificación.

Los grupos de jóvenes han sido los que han salido a la calle tras las 00.00 horas, algunos de los cuales han manifestado a Efe que para ellos suponía recuperar la libertad perdida durante el estado de alarma. EFE

crr-erbq

(vídeo) (foto)