EFEPedrosa de Duero (Burgos)

Los padres del alcalde del municipio burgalés de Pedrosa de Duero han fallecido hoy, según las primeras hipótesis, intoxicados por inhalar el monóxido de carbono producido por un brasero que habían encendido en el interior de su vivienda.

Un familiar, tras encontrarles en la cama poco después de las diez de la mañana, avisó de que el matrimonio estaba inconsciente mediante una llamada al Servicio de Emergencias 112, que alertó a su vez a la Guardia Civil y movilizó una UVI móvil, una ambulancia y personal facultativo de Atención Primaria del Centro de Salud de Roa, municipio cercano al lugar de los hechos.

Ya en este domicilio, el personal sanitario informó de que se trataba de una intoxicación por monóxido de carbono y certificó el fallecimiento del varón, de 74 años y que responde a las iniciales J.A..

Además, atendió a la mujer, de 69 años y con iniciales M.R., a la que, según han informado a Efe testigos presenciales, se intentó reanimar infructuosamente durante más de media hora.

Al comprobar que se trataba de un caso de intoxicación por monóxido de carbono, el Servicio de Emergencias avisó también a los Bomberos de Aranda de Duero, para que enviaran una dotación con el objetivo de hacer labores de medición y control previstas en estos casos.

La noticia ha causado gran consternación en el municipio ya que ambos eran muy conocidos, al ser los padres del actual alcalde, Jaime Alonso Ruiz.

La mujer era natural de Pedrosa de Duero, mientras que el hombre se había trasladado junto a su familia desde su Galicia natal cuando era un niño. EFE

(foto)

nlv/orv/agc

1011674