EFELaura López Segovia

El escritor Niklas Natt och Dag, perteneciente a una de las familias nobles más antiguas de Suecia, ha opinado que en su país la gente tiende a olvidar que no son mejores que el resto, en referencia al pasado esclavista de este estado del que él se hace eco en su trilogía de novelas.

"Suecia ha estado construyendo una imagen de sí misma como de súper potencia humanitaria, que es muy buena en igualdad, etc. y tiende a ser olvidado que no somos mejores que nadie", ha comentado el autor en una entrevista con la Agencia Efe tras participar en un evento organizado por el Hay Festival Segovia.

En su opinión, es "bueno" recordar a sus compatriotas que "no existe tal cosa como la superioridad moral": "Todo el mundo es movido básicamente por las mismas cosas... Todo el mundo tiene un cadáver en el armario", ha añadido.

Natt och Dag (en sueco, noche y día) no tiene reparos en remover fantasmas incómodos del pasado y visitar las colonias que Suecia tenía en el Caribe en esta novela histórica, '1794', continuación de su primera obra, '1793', antesala todo ello de la última entrega, '1795', que se estrenará la semana que viene en Suecia.

Tras ser rechazado en diversas ocasiones por la industria editorial, el escritor cumplió por fin en 2017 su sueño de infancia de publicar un libro, y este le llevó mucho más allá, al alcanzar un éxito completamente inesperado para él.

'1793' (Salamandra) relata la investigación policial entorno al hallazgo de un cuerpo salvajemente mutilado en un lago de Estocolmo a finales del siglo XVIII, cuando esta era capital de un imperio escandinavo al que empezaban a llegar noticias de la revolución que había triunfado en Francia.

Nombrado el Mejor Libro del Año en Suecia y el mejor debut por la Academia Sueca de Novela Negra, ha vendido más de 300.000 ejemplares en su país, un éxito que en parte se ha trasladado a otros mercados como el de España, Rusia o Francia.

Sobre este éxito, Natt och Dag se quita importancia: "Por lo que sé de mi experiencia publicando el libro en Suecia, para que el libro tenga éxito no es suficiente con que sea lo que es, tiene que pasar algo más", señala el autor, en referencia a la recomendación que hizo de su obra una de las personalidades más relevantes de los medios de comunicación suecos.

La segunda entrega de la trilogía, lanzada el pasado mes de mayo en España, retoma el momento cronológico de su antecesora y prácticamente los mismos personajes, esta vez para contar las pesquisas en torno al asesinato a sangre fría de una joven en su noche de bodas.

De esta última obra, parte de la crítica ha destacado unos personajes femeninos muy fuertes, frente a los cuales su creador ha reconocido encontrarse siempre ante un gran reto.

"Hay mucho debate sobre esto actualmente, es un tema como el de la apropiación cultural, cuando un escritor intenta hablar sobre la experiencia de una persona de otra raza, es un poco el mismo problema para mí", ha reflexionado.

"Pero necesito escribir un personaje femenino, y necesito hacerlo de la mejor manera posible, así que realmente no hay otra forma de hacerlo que imaginarte a ti mismo en esa posición y explorar los sentimientos que tú imaginas que tendrías, para mi es la única forma", ha apuntado.

También ha señalado este autor, que cita 'El nombre de la rosa' de Umberto Eco como una de sus mayores influencias, que está sobre la mesa el debate acerca de llevar sus novelas a la pantalla, una cuestión que le genera "sentimientos encontrados".

"Era mi sueño escribir un libro y nunca tuve el sueño de que hicieran una película sobre ello", ha señalado, antes de precisar que sus novelas tienen un contenido violento muy explícito y se imagina varias razones por las que la idea de llevar esto a la pantalla podría salir "horriblemente mal".

Para él, la literatura es el "medio superior" en el que puede hacer "cualquier cosa": "Cuando estas filmando algo, estás sujeto a un presupuesto y una serie de compromisos económicos, por lo que es más difícil", ha añadido.

Aunque seguirá pensando en ello, ha reconocido temer una mala versión cinematográfica, con la que podrían comprar su novela para siempre: "Ahora, si Peter Jackson quiere hace algo como El Señor de los Anillos con ello, estaré muy feliz", ha bromeado. EFE

1011939

lll/jam

(Foto)