EFEValladolid

El presidente del PP, Pablo Casado, ha sostenido este jueves que es "víctima" de una "fake new" -noticia falsa- cuando le atribuyen la medida de "blindar" la estancia en España de mujeres inmigrantes embarazadas que ofrezcan su bebé en adopción, algo que ha negado porque le parece "una barbaridad".

En su discurso de agradecimiento, tras recibir un premio de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid por su forma de comunicar, Casado ha defendido que lo único que pretende su partido es extender a todo el ámbito nacional una medida que ya funciona en las comunidades autónomas gobernadas por el PP, basada en garantizar la confidencialidad a las mujeres que quieran entregar a su bebé en adopción y evitar así el abandono.

Casado ha afirmado que está "absolutamente comprometido" con la defensa de las mujeres embarazadas para que, "en cualquier circunstancia administrativa", tengan "todo el apoyo" de la Administración, "decidan lo que decidan".

El dirigente del PP ha enmarcado esta polémica en lo que interpreta como una "campaña de libro" en su contra para atribuirle posiciones extremas en asuntos como el abordo, el machismo o la inmigración: "es el manual del mal candidato de izquierdas para intentar tildar a su adversario de los que no es", ha resumido.

"¿Qué hace la persona que sufre la fake new?", se ha preguntado Casado, agradecido por los mensajes de apoyo que ha dicho haber recibido en las últimas horas tras publicarse "la noticia falsa del día" en su contra.

Para el líder del PP resulta "de especial gravedad" que se intente poner en su boca cosas que no ha dicho y sobre las que tampoco hay "ni una nota de prensa" del partido, sino que se debe a un error de un medio de comunicación que ya ha sido enmendado, pero que ha tenido reacciones que mantienen el hilo.

"Llevamos doce horas siguiendo una línea de un error ya reconocido", ha lamentado Casado, quien ha insistido en su defensa de la medida tal y como se aplica ya en autonomías como Madrid, para preservar la confidencialidad de las mujeres que entregan a sus hijos en adopción y que, en el caso de las inmigrantes en situación irregular en España, supone que este contacto con la Administración no supondría una alerta que pudiera motivar su expulsión.

Ha destacado que en el caso de la Comunidad de Madrid, esta medida articulada dentro del programa "No me dejes en la calle" ha servido para que 324 madres hayan podido dar a sus hijos en adopción "con absoluta confidencialidad", lo que ha dicho que le parece "bastante sensato", por lo que ha defendido que debe aplicarse en todo el territorio.

Casado ha destacado que esta medida, en sus años de vigencia, "nunca había sido polémica", ya que sirve para "garantizar los derechos de esa mujer" si ya ha decidido abandonar al bebé, por lo que ha considerado "inadmisible" que le atribuyan una medida que no defiende.

Ha ironizado con la posibilidad de que en los próximos meses puedan decir de él que contamina mucho o le atribuyan "homofobia", después de haber pasado tiempo con etiquetas como "facha", a pesar de que tiene "una familia que es todo lo contrario"; o "machista" por sus planteamientos acerca del aborto.EFE