EFEValladolid

A partir de mañana, 17 de octubre, la localidad vallisoletana de Pedrajas de San Esteban cumplirá otra semana de confinamiento perimetral y restricciones, la quinta consecutiva, mientras que a 40 kilómetros el municipio de Íscar recuperará la movilidad aunque tendrá otros siete días con restricciones de aforos.

Pedrajas, de 3.300 habitantes, superaba ayer los 1.800 casos por 100.000 de incidencia acumulada en los últimos 14 días, según los datos que ofreció la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a pesar de llevar confinada desde el 19 de setiembre, después de haber pasado otras dos semanas con la movilidad perimetral restringida a principios de agosto.

En Íscar, de 6.300 vecinos, con la misma evolución de confinamientos que Pedrajas, la incidencia ha mejorado lo que ha llevado a la Junta a eliminar las restricciones de movilidad pero manteniendo el control de aforos.

Dos órdenes de la Junta que publica este viernes el boletín oficial de la Comunidad recoge esas actuaciones, que deberá avalar la justicia, y que entran en vigor desde mañana y hasta el 23 de octubre, inclusive.EFE