EFEValladolid

Los votos del PP, Cs y Vox han servido para convalidar el decreto ley de simplificación de trámites administrativos y ambientales a las empresas como un "mensaje de confianza a los emprendedores", mientras que el PSOE, Podemos y UPL han votado en contra al entender que aprovechan la pandemia para aplicar recetas del liberalismo "más salvaje" y reducir garantías ambientales, mientras que Por Ávila se ha abstenido.

Ha sido el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien ha defendido ante las Cortes de Castilla y León un decreto ley que fue aprobado el pasado jueves en el Consejo de Gobierno y que "no elimina un solo requisito medioambiental" sino que "agiliza los trámites y apuesta por la confianza en los emprendedores", en referencia a la sustitución, para las pequeñas y medianas explotaciones ganaderas y otros negocios, de la licencia ambiental por una comunicación responsable que sería inspeccionada posteriormente.

"Los tratamos como adultos, con presunción de inocencia y no de culpabilidad", ha destacado Igea, quien ha tachado al PSOE de ser el partido "ultraconservador" de Castilla y León y de convertirse en los "reyes del catenaccio": "Salgan del pasado para que esta tierra pueda ganar el futuro", ha pedido el vicepresidente. EFE