Valladolid, 20 sep (EFE)._ El PSOE y Podemos creen que "no hay excusas" para que la Junta posponga la aplicación de las 35 horas semanales para los empleados públicos, ya que el escenario presupuestario y económico ya se sabía, mientras que PP y Cs han ligado ese retraso a los 440 millones que el Gobierno adeuda a la Comunidad.

En declaraciones a los periodistas este viernes, tras la Junta de Portavoces de las Cortes que ha ordenado el pleno del próximo martes, en el que el procurador del Común, Tomás Quintana, explicará el informe del 2018, los portavoces de los distintos grupos se han referido al anuncio, ayer, del portavoz de la Junta, Francisco Igea, de que recuperar esa jornada supone 120 millones y sería un escollo más a la hora de cumplir con el déficit,

Para el portavoz parlamentario del PSOE y líder de ese partido en la Comunidad, Luis Tudanca, se trata de uno más de los incumplimientos del Gobierno que forman PP y PSOE, que "van a uno por día y una dimisión por mes", y que no puede ligarse a que el Gobierno les adeuda esos 440 millones cuando el escenario económico y presupuestario cuando se comprometieron las 35 horas se conocía y no incluía ese dinero.

El portavoz del grupo parlamentario del PSCyL ha recordado el acto del pasado 28 de agosto en el que el ahora presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), dijo que "la aplicación de las 35 horas era imparable" y ahora, ha ironizado, "lo único imparable es su caradura".

"La primera regla es decir la verdad y cumplir la palabra dada y en las 35 horas han incumplido su palabra", ha reiterado el líder del PSCyL.

En la misma línea, el portavoz del grupo mixto, Pablo Fernández , ha dicho que el que no se apliquen ya las 35 horas "pone de manifiesto que el gobierno de Castilla y León miente", en un "un nuevo incumplimiento, dentro de los incumplimientos sistemáticos del gobierno PP-Cs".

Desde el PP y Cs se ha secundado que no se apliquen esas 35 horas por el gasto que supondría y cuando se adeudan a la Comunidad desde el gobierno 440 millones por las entregas a cuenta y el nuevo modelo del IVA.

"La Junta tiene una voluntad inquebrantable en aplicar las 35 horas pero no puede hacer imposibles, y tiene que tener capacidad financiera para poder aplicar esa medida", ha reflexionado el portavoz parlamentario del PP, Raúl de la Hoz, que ha recordado que se podría hacer efectiva si el Gobierno "no bloqueara" esos 440 millones que adeuda a Castilla y León.

El portavoz del PP ha criticado que el grupo parlamentario del PSOE sea el único que no apoyara en el pleno pasado exigir al gobierno ese dinero, en la línea de lo que ha sucedido en el caso de Parlamento de Castilla-La Mancha, donde los socialistas han respaldado esa reclamación.

"Es absolutamente sonrojante e ilustra al PSOE de Castilla y León", ha afirmado De la Hoz, quien ha atribuido la postura de los socialistas de la Comunidad a que no quieren "molestar ni incordiar" a su líder, Pedro Sánchez.

La portavoz de Ciudadanos, Carlota Amigo, ha dicho que no se pueden implantar ya las 35 horas por que suponen 120 millones y el Gobierno tiene bloqueados esos 440 a la Comunidad, aunque ha precisado que aún así la próxima semana se reunirá la Junta con los sindicatos para ver que se puede hacer al respecto.EFE