EFEValladolid

Quince meses después de que se declarara el primer estado de alarma por la pandemia, los establecimientos de ocio nocturno como discotecas y salas de fiestas reabrirán este viernes sus puertas en Castilla y León, y podrán hacerlo hasta las dos de la madrugada, con un tercio del aforo, sin consumo en barra ni pista de baile.

El boletín oficial de la Comunidad, el Bocyl, publica este viernes el acuerdo del Consejo de Gobierno de ayer, que con los datos de la covid y el acuerdo del día anterior del Consejo Interterritorial de Salud relajó algunas de las medidas previstas con el nivel dos de alerta por el coronavirus, el medio, que en estos momentos tiene Castilla y León.

En otros establecimientos como pubs, karaokes, bares especiales y otros, en este nivel de alarma actual no podrán superar el 75% del aforo en mesas en las salas de hasta 40 clientes y del 50% en las salas de más de 40 clientes y la máxima ocupación por mesa o agrupación de mesas será de 10 personas.

También a partir de este viernes, cuando entran en vigor esos cambios, el interior de la hostelería podrá cerrar a las dos de la madrugada, una hora mas que ayer, aunque sólo se pueden admitir nuevos clientes hasta la una.

Además, desde hoy el comercio amplia el aforo del cincuenta al 75 por ciento, salvo en el caso de los grandes centros comerciales, donde el aforo será del 50 por ciento.

Se mantiene la prohibición del consumo en barra o la apertura de las zonas de baile de los establecimientos, y en las casas rurales se amplían de dos a tres los grupos de convivencia que pueden estar en esos alojamientos.

En los mercados o ferias al aire libre, o en los mercados de ganado, el aforo máximo en este nivel dos es del 75 por ciento.

Y, con carácter general pero con especial indicación para los establecimientos de hostelería, restauración y ocio nocturno, la Junta recomienda que en interiores se disponga de un sistema de ventilación y renovación de aire, con presencia de medidores de CO2.EFE

mr