EFEValladolid

La Guardia Civil ha reanudado este lunes en Traspinedo (Valladolid) la inspección técnico ocular en la casa del hombre arrestado por su supuesta implicación en la desaparición de Esther López, de 35 años, el pasado 12 de enero, mientras continúa la búsqueda de la joven, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Los agentes llevan a cabo estas labores en Traspinedo (Valladolid), donde reside la mujer desaparecida y donde fue vista por última vez hace doce días.

Las tareas de inspección se llevan a cabo en el chalé del arrestado, en presencia del detenido, como ocurre en todos los registros de domicilios que se practican.

Agentes del Instituto armado, entre ellos el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y unidades cinológicas, trabajan en los aledaños de este pueblo, que dista unos veinticinco kilómetros de la capital vallisoletana, con el apoyo de un dron y un helicóptero.

La Guardia Civil, que contó con el apoyo de los vecinos del municipio en la búsqueda en dos batidas llevadas a cabo los pasados jueves y sábado, detuvo el 22 de enero a un vecino de Traspinedo por su supuesta implicación en la desaparición, tras lo que durante la jornada del domingo desarrolló una inspección técnico ocular de su vivienda, que continúa este lunes.

Tras el arresto, fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Valladolid explicaron que todas las hipótesis y las líneas de investigación sobre el caso permanecen abiertas.

Esther López mide 1,65 y tiene el pelo largo y castaño, los ojos marrones y en el momento de su desaparición vestía un pantalón vaquero negro y una cazadora, según la información difundida por la Asociación SOSDesaparecidos. EFE