EFEValladolid

Médicos y enfermeros de Atención Primaria en Castilla y León han comenzado una campaña de recogida de firmas a través del portal web 'change.org' para denunciar la baja calidad de los menúes de manutención que les proporciona la Junta de Castilla y León en sus jornadas de guardia.

"Queridos compañeros y trabajadores de la salud, manifestemos que merecemos una dieta sana y equilibrada durante nuestro servicio de atención continuada", expone la petición, a la que ya se han adherido más de 1.600 personas desde su puesta en marcha el sábado por la noche.

La publicación está acompañada de una imagen -a la que también ha tenido acceso Efe- que muestra uno de estos alimentos, concretamente una crema de calabacín del centro de salud de Villalón de Campos (Valladolid), que estaba ya caducada, puesto que estaba concretada para consumir el sábado 14 de septiembre y la fecha tope de consumo especificada en el lote era del 13 de septiembre.

Alimentos precocinados, con ingredientes poco saludables como aceites de palma y múltiples aditivos son elementos del nuevo menú de los profesionales sanitarios en el medio rural que estos ya han denunciado a través de las redes sociales.

Es esta una circunstancia de la que también ha alertado el sindicado mayoritario en función pública en la Comunidad, CSIF, a Efe, después de que el reparto de estos alimentos comenzara el viernes tras lograr que la Consejería asumiera esta manutención también en los centros de Atención Primaria, que llevaba suspendida desde su supresión en 2012.

"Soy un personal sanitario y ¿Cómo es posible que una ensalada con cuatro ingredientes pueda tener más de veinte aditivos?", expone uno de los firmantes de esta denuncia en el portal, a la que una enfermera añade: "Como enfermera tengo que recomendar comida no procesada ¿y qué me dan a mi de comer?".

Tras aprobarse su manutención a finales de la pasada legislatura, la Junta optó por un modelo de línea fría para adjudicar las dietas de los profesionales sanitarios del medio rural, a pesar de que estos habían pedido de forma mayoritaria que esta manutención se sirviera como antes de su supresión, mediante acuerdos con los restaurantes locales.

Ante la previsión de nuevos problemas, CSIF ha pedido a los profesionales que anoten todas las incidencias para elevarlas a la propia Junta, algo a lo que también aspira la denuncia que ahora corre por internet. EFE