EFENieves López Aranda de Duero (Burgos)

Y la lluvia hizo presencia en Sonorama Ribera. No es frecuente que el festival arandino sufra las inclemencias del tiempo. Pero este año ha tocado.

Sin embargo, lejos de enfriar el ambiente, el aguacero que ha descargado a media tarde solo ha refrescado el calor sofocante que por momentos se está viviendo en Aranda de Duero (Burgos), ha obligado a retrasar la actuación de la Billy Boom Band -alter ego de La sonrisa de Julia- en el Baby y ha regalado un espectacular arco iris doble mientras Depedro realizaba su actuación.

Igual que ha llegado, la lluvia se ha ido y ha permitido que Sonorama siga su vigésimo segunda edición con normalidad.

La noche llegaba con muchas expectativas. Los buenos resultados de la primera jornada oficial, en la que el rock brilló de la mano de Tequila y sobresalió, por encima de todos, el concierto de Miss Caffeina, hacía prever que la noche del viernes iba a ser grande también.

Los incondicionales han aguantado estoicamente, los más afortunados bajo los paraguas, un breve concierto de Morgan y la actuación de Depedro.

La temperatura anímica ha subido especialmente con la música de Fuel Fandango. La banda de Nita Manjón y Alejandro Acosta ha caldeado estupendamente el ambiente y ha dejado al público, que ya acudía de forma masiva al nuevo recinto festivalero, preparado para otra noche de disfrute.

The Vaccines ha salido al escenario casi de forma casual, mientras sonaba el inmortal I want to break free de Queen. Sin dar tiempo a respirar se ha metido en faena con Your love is my favourite band y durante una hora ha desgranado algunos de los temas de su trayectoria, desde Post Break Up Sex, de sus inicios, If you wanna, que a mediados de la década sirvió para publicitar una conocida cerveza española, a All my friends, su último single, con el que ha conseguido más de un millón de visualizaciones en youtube.

Tras la actuación de los británicos, Second ha recogido el testigo. Los murcianos, en su séptima presencia en el festival de la capital ribereña, han tirado de repertorio exclusivamente en español para su actuación.

En otra dimensión, Rodamos y 2052 han abierto un concierto en el que también ha sonado Muérdeme, Contra viento y pronósticos o Rincón exquisito.

Y casi sin darse cuenta ha llegado el momento álgido de la noche y uno de los más esperados de este vigésimo segundo Sonorama Ribera, Love of Lesbian. Los de Santi Balmes han vuelto al festival con el que, curiosamente, comparten edad. Y han demostrado por qué son uno de los grupos más respetados del panorama indie nacional.

Nadie por las calles, Allí donde, 1999, Incapacidad Moral Transitoria o Planeador han sido algunos de los temas que han compuesto el repertorio que han interpretado durante una hora larga.

Además, ha contado con la participación del rapero Arkano, con el que ha interpretado Universos Infinitos.

La actuación ha marcado el que, a buen seguro, será uno de los puntos álgidos de Sonorama Ribera 2019. Tras su actuación, ha subido al escenario Ribera del Duero los escoceses Deacon Blue, que lograron el éxito en los años 80 del siglo XX. EFE