EFEVillablino (León)

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha apostado por "coser territorialmente el país con inversiones productivas e industriales y sectoriales de todo tipo, para sujetar la población a los territorios y evitar el intenso proceso de despoblación que vive una parte no menor de España".

Sordo ha realizado estas declaraciones en Villablino (León), donde ha acudido a los actos conmemorativos del 60 Aniversario de las huelgas mineras de 1962 en las comarcas leonesas de Laciana y El Bierzo, que se consideran el origen de Comisiones Obreras en la Castilla y León.

Sordo se ha considerado heredero de esas movilizaciones de hondo trasfondo democrático y lo ha traslado a la actualidad al considerar que el sindicalismo de clases sigue reivindicado las mejoras de los salarios y la industrialización y el desarrollo productivo de España.

"Desgraciadamente en comarcas como Laciana y el Bierzo, así como el resto de León y otras zonas de España hemos vivido un proceso muy intenso de reindustrialización de desaparición de sectores productivos enteros como la minería", ha señalado Sordo.

Ante esta situación, CCOO ha puesto el foco en las necesidad de reindustrialización de las comarcas más afectadas para luchar contra la despoblación.

Para conseguir este objetivo, Sordo ha apuntado a la gestión eficaz de los fondos de recuperación europeos y aprovechar la aceleración de las transiciones enérgico-ecológicas y digitales para impulsar sectores productivos, muchos de ellos ligados a las nuevas formas de producción energética sostenible.

Por otra parte, ha afirmado que la lucha por las condiciones sociales y salariales sigue vigente en España y que aunque nada tiene que ver las condiciones sociales de la España de 2022 con la España de 1962, "en España sigue habiendo millones de trabajadores en situación de pobreza salarial y esto es un hecho evidente".

Ante esta situación, Sordo ha anunciado que CCOO va a promover en los próximos meses una campaña de movilización y si es necesario de conflictividad en la negociación colectiva para romper una inercia que quieren imponer las organizaciones empresariales.

"Los empresarios quieren que la crisis de precios energéticos provocada por la guerra de Ucrania la pague en exclusiva la clase trabajadora. No vamos a permitir que, mientras las empresas están repercutiendo los costes de la energía y las materias primas en los precios al consumo final, se estén bloqueando los convenios colectivos", ha advertido Sordo.

En este sentido, el líder de CCOO ha remarcado que no se puede permitir que con una inflación del 8,4%, y con una inflación subyacente del 4,4%, la subida media de los salarios apenas se sitúe por encima del 2% y con una patronal que se niega a firmar cláusulas de revisión.

"La patronal está derivando a unos discursos cada vez más preocupantes y me estoy refiriendo, por ejemplo, a la gracieta que se les ha ocurrido en los últimos tiempos de decir que en España tenemos un problema de que no se encuentran trabajadores para puestos de trabajo en sectores como la hostelería y el campo, porque la gente prácticamente no quiere trabajar", ha denunciado.

Para Sordo, el problema en España es exclusivamente de "bajos salarios" y que se están ofertando miles de puestos de trabajo en condiciones de "pura explotación" y por eso no encuentran trabajadores.

"Si probasen a pagar más, verían como no encuentran ningún problema para encontrar trabajadores en un país con una tasa de paro del 15%", ha recalcado Sordo. EFE

1011514

jjp/lm/erbq

(foto)