EFEValladolid

El BOCYL ha publicado hoy la resolución de la convocatoria de las ayudas al alquiler en la Comunidad por la que 9.310 familias obtendrán de 15,3 millones de euros, aunque casi 3.900 tendrán que esperar a cobrarlas pese a cumplir los requisitos de la convocatoria.

El encargado de presentar esta resolución ha sido el propio consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha detallado en rueda de prensa que de las 23.109 solicitudes presentadas, el 26 por ciento más, 13.187 han sido aprobadas, aunque como en años anteriores no todos se podrán beneficiar "de momento" de las ayudas.

En ese sentido, como ha detallado el consejero, en esta primera publicación del BOCYL únicamente se han podido atender 9.310 demandas, por lo que el resto de las solicitudes aprobadas -3.877- serán integradas a una "lista de espera" y permanecerán pendientes de iniciar un "proceso de repesca" a la expectativa de que la Junta complemente con otros fondos estas ayudas, como en años anteriores.

Estas ayudas al alquiler incluidas dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, negociado en la Comunidad en marco del diálogo social, prevén cubrir el 40 por ciento de la renta mensual de los beneficiarios, que hoy mismo recibirán una notificación vía SMS de su concesión.

Son estas unas ayudas que oscilarán entre los 1.404 y los 1.642 euros por familia y que tendrá entre sus mayores beneficiarios a los jóvenes de entre 25 y 35 años y a los mayores de 65 años, a los que se les ha ampliado la cobertura máxima del subsidio.

En este sentido, Suárez-Quiñones ha argumentado que precisamente uno de los motivos de esta subida de más del 26 por ciento en el número de solicitantes se debe, "además del efecto llamada por el aumento de los fondos", a la apertura del margen de ingresos mínimos necesarios para obtener estas ayudas.

Asimismo, el consejero ha detallado que, mientras que en convocatorias pasadas la ayuda máxima de alquiler para los jóvenes y mayores de 65 años se situaba en el 45 por ciento del alquiler, en esta ocasión se cubre hasta el 50 por ciento, en rentas de alquileres que también han pasado de los 450 euros de tope a los 500 euros.

Todos estos factores, según ha manifestado el consejero, son los que en parte explican el aumento del número de solicitantes aunque, no obstante, tampoco ha descartado que esto se deba a los procesos del mercado de alquiler y al aumento del precio de los mismos en toda España.

Sin embargo, preguntado por la propuesta de partidos como Podemos sobre establecer un precio máximo de alquiler en España, Suárez-Quiñones se ha mostrado contrario a esta idea, pues, según él, atentaría contra "el libre mercado" ya que "si lo que se quiere es bajar el precio del alquiler lo que hay que hacer es poner en renta más viviendas", ha argumentado.

También contraria a esta regulación por ley de los precios del alquiler se ha mostrado la representante del sindicato CCOO-CYL en materia de vivienda, Inmaculada de Pablos, quien ha explicado que este tipo de medidas únicamente podrían servir para ciudades como Madrid o Barcelona.

Por el contrario, ha continuado la sindicalista, en comunidades como Castilla y León podría tener justamente el "efecto contrario" y "disuadir" a la gente de poner en alquiler sus casas, lo que acabaría subiendo el precio de las viviendas.

Del mismo modo, tanto los sindicatos presentes en esta negociación como el propio consejero han reconocido que uno de los aspectos a mejorar en la Comunidad es el referido al Parque Público de Viviendas de Castilla y León que, aunque ha aumentado un 70 por ciento en los últimos años hasta alcanzar casi las 2.000 viviendas, aún está en cifras "muy bajas", ha concluido Suárez-Quiñones.

Finalmente, las ayudas publicadas hoy, y que en abril de este mismo año volverán a convocarse por un montante igual o superior a las hoy resueltas, han quedado distribuidas por provincias de la siguiente manera: Ávila, 878; Burgos, 933; León, 2.014; Palencia, 508; Salamanca, 1.493; Segovia, 717; Soria, 283; Valladolid, 1.968 y Zamora, 516.EFE