EFEAranda de Duero (Burgos)

"Cuando ves algo así... te preguntas si no será un milagro". Con estas palabras ha intentado transmitir Rafa Val, cantante de Viva Suecia, los sentimientos que les ha provocado saltar ante una abarrotada Plaza del Trigo en la cuarta jornada del Festival Sonorama en Aranda de Duero.

La de Viva Suecia ha sido la actuación sorpresa con la que se han cerrado las actuaciones en la mítica plaza del Trigo durante el Sonorama 2019. Y su anuncio, por parte de Javier Ajenjo, director del festival, ha desatado el desenfreno entre el público.

Mientras se desvelaba el nombre oculto que nunca defrauda en Sonorama, los asistentes a la cita han disfrutado de lo lindo.

Veintiuno ha abierto un cartel en el que también han estado los alicantinos Olivia o se ha vivido el concierto más breve de la historia con los histriónicos The Garlic Phantoms.

Incluso se ha disfrutado con la presencia de los protagonistas de la película Campeones, que han actuado para celebrar la designación de Sonorama Ribera como embajador de la iniciativa Los 18.

Se trata de un proyecto puesto en marcha para conmemorar el inicio de la globalización con la expedición, hace 500 años, de Magallanes y Elcano -que salió, por cierto, tal día como hoy pero de 1519- y reivindicar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Pese a todo esto, los sonorámicos tenían ganas de más y ha quedado demostrado cuando ha llegado el momento de Viva Suecia.

Nada más pisar las tablas, los murcianos se han hecho con el respetable que ha coreado al cien por cien 'Un beso y una flor', de Nino Bravo, con el que se ha arrancado a capella Fran Val mientras han tomado posiciones.

Desde ese momento, todo ha sido un frenesí, que iba creciendo según iban cantándose sus temas. 'Los años', 'Casi todo', 'Lo que te mereces', han ido lanzándose a un aire que a veces cruzaba el helicóptero de la Policía Nacional anunciado.

Poco ha importado la falange rota del cantante, de la que se operará la próxima semana, según ha anunciado él mismo, y que ha obligado a contratar a Jesús Cobarro para sustituirle en la guitarra.

Ha habido tiempo también para informar sobre el nuevo disco de los suecos que saldrá al mercado en octubre y para presentar uno de los temas que incluirá.

Incluso, mientras cantaba 'Hemos ganado tiempo', Rafa Val se ha lanzado, literalmente, al público que durante unos instantes le ha sostenido con sus manos sobre la Plaza del Trigo.

Y para cerrar la jornada, de nuevo Nino Bravo. Y otra vez sin más acompañamiento que las voces de los que llenaban la plaza arandina. Y, seguro, los deseos de que Viva Suecia vuelvan en futuras ediciones a Sonorama Ribera. EFE