EFEValladolid

En Castilla y León había hasta finales de abril 1.289 mujeres con protección policial o de la Guardia Civil por casos de violencia de género, el 22,41 por ciento más que en el mismo mes de 2019, con once en situación de riesgo alto, dentro de los 2.829 casos activos por maltrato, el 8,14% más.

Estos son algunos de los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en la Comunidad tras la reunión que ha tenido su titular, Javier Izquierdo, con las responsables de las 9 unidades de Violencia sobre la Mujer de las subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León.

Según los informes elaborados por estas unidades, a fecha de hoy los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Castilla y León tienen registrados en el sistema VIOGEN 2.829 casos activos de mujeres que precisan atención policial, un 8,14 % más que en el mismo periodo de 2019, y de ellos, 1289 mujeres con protección de Policía o Guardia Civil, un 22,41% más respecto al mismo periodo de 2019.

De esas mujeres, 11 se encuentran en situación de riesgo alto, 4 de ellas en Burgos, otras 4 en León y una en Valladolid, Soria y Segovia, respectivamente.

De los 2.829 casos activos, el 70,20 % son mujeres españolas y el 29,80 % son extranjeras.

Y en los casos de protección policial, el número de mujeres extranjeras es el 27,85 %.

Los casos activos de maltrato de mujeres con atención policial son 201 en Ávila, con 112 con protección; 591 en Burgos, 260 con protección, en León los datos son de 577 y 287, en Palencia 229 y 115, en Salamanca 304 y 108, en Segovia 177 y 124, en Soria 119 y 40, en Valladolid 476 y 178, y en Zamora 155 y 65.

LAS LLAMADAS AL 016 SUBEN UN 88,32% EN ABRIL HASTA 371

Asimismo, de acuerdo a las mismas fuentes, en abril se registraron 371 llamadas al 016, el teléfono de atención a la violencia machista, frente a las 197 en el mismo mes de 2019, lo que supone un incremento del 88,32 %.

Los mayores aumentos se registraron en las provincias de Ávila, en la que el número de llamadas se sextuplica, y Palencia, en la que se multiplican por cuatro, mientras que Valladolid (57% más) y León (51,4%), son las provincias en las que más llamadas se registraron, 107 y 72 respectivamente.

En Burgos fueron 45 las llamadas, frente a las 28 de abril del 2019; con 38 en Salamanca (26), 29 en Segovia, una menos que hace un año; 7 en Soria, las mismas que en el 2019, y 23 en Zamora, tres más.

Del total de llamadas 257 las hizo la afectada (146 en el 2019), con 91 a cargo de familiares y allegados (47).

Sobre el servicio ATENPRO (Servicio telefónico de Atención y Protección para víctimas de violencia de género, a fecha 30 de abril Castilla y León tenía 500 usuarias activas, 25 más que a finales de abril de 2019.

LAS PULSERAS DE ALEJAMIENTO SON 91, UN 54% MÁS QUE EN ABRIL DE 2019

También crece el número de dispositivos telemáticos que vigilan el cumplimiento de las medidas de alejamiento (pulseras), que son 91 a finales del abril, el 54 por ciento más que en el mismo mes del 2019, cuando eran 59.

Por provincias, hay 10 dispositivos en Ávila, con tres en Burgos, 36 en león, 11 en Palencia, 3 en Salamanca, 13 en Segovia, 14 en Soria, 1 en Valladolid y cero en Zamora.EFE