EFEValladolid

Medio centenar de personas ha protestado este sábado en Valladolid por la "precarización" de la gestión de residencias de mayores y ha reclamado a la Junta que tome medidas como la mejora de los ratios del personal "para que no vuelva a ocurrir como en los meses de marzo, abril y mayo".

La Plataforma de afectados por la gestión de residencias en Castilla y León se ha concentrado en la Plaza Mayor de Valladolid para criticar que "la gran mayoría de centros están en manos de grandes empresas" y por considerar "realmente grave" que se diera orden de no trasladar a los residentes a hospitales.

"Se les condenó a morir sin asistencia sanitaria", ha lamentado la portavoz de la plataforma, Ana Redondo, quien ha dedicado su primer mensaje al recuerdo de los fallecidos en residencias a causa de la pandemia: "Nosotros no les olvidamos", ha apuntillado.

Ha detallado que es necesario aumentar los ratios de trabajador por residente ya que "es un trabajo físico, que requiere mucha dedicación", y aunque ha agradecido la labor de los profesionales, ha asegurado que con el número de empleados actual "es imposible que les puedan atender de la manera correcta".

"Las administraciones tienen que velar por el bien de nuestros mayores. La solución no es cerrar a los ancianos, hay otras maneras", ha considerado.

Entre otras peticiones, han reclamado que se medicalicen los centros para afrontar la segunda ola del COVID-19 y que mejore el sistema de inspecciones de las residencias ya que el sistema "tan restringido" de visitas no permite a los familiares corroborar la situación del atendido.

"Siempre hay cierta dejadez", se ha referido Redondo a la actitud inspectora en los centros.

Ha insistido en que en las residencias no hay que aislar a los mayores del resto de convivientes y de sus familiares, pues ha argumentado que genera daños psicológicos.

La plataforma reclama un plan de choque nacional que conlleve una ley estatal para regular el sector con la mejora de condiciones de trabajo de los profesionales de cara a aumentar el bienestar de los residentes.

Actualmente están en proceso de registrarse como asociación para poder emprender acciones legales como entidad jurídica y tener interlocución con la administración regional.

En un comunicado repartido durante la concentración, la plataforma denuncia la "mercantilización absoluta del sector", lo que asocian a "una absoluta pérdida de derechos para las personas de edad avanzada, agravado todo ello por una situación de dependencia que es olvidada en la práctica por las instituciones".

"No consentiremos una situación de flagrante abandono y violación de los Derechos Humanos más básicos a nuestra población mayor que se dio en Castilla y León, seguiremos buscando justicia por ellos, por los que se fueron y por los que se quedan en las residencias", han advertido. EFE

1011920

ags/aam