EFESalamanca

Desde su apertura en Salamanca hace más de veinte años, el Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis se ha convertido en un símbolo de la ciudad, y es uno de los más visitados de Castilla y León con sugerentes propuestas como la que ahora invita a experimentar la sensación de una visita sin teléfono móvil.

Aquella imagen en el Museo Louvre de París de la Mona Lisa fotografiada por cientos de teléfonos móviles fue lo que llevó a los responsables de Casa Lis a replantearse su oposición al uso de las nuevas tecnologías en sus salas.

Este replanteamiento se ha convertido en lo que han denominado Experiencia Lis, un proyecto que trata de ser un "estudio serio, metódico, con estadística" y una "experiencia de reflexión" sobre el uso de las nuevas tecnologías "en todos los aspectos de la vida", ha explicado este domingo a Efe el director del museo, Pedro Pérez.

Casa Lis, en las proximidades del conjunto catedralicio de Salamanca, acoge diecinueve colecciones con obras salidas en talleres europeos de los periodos Nouveau y Déco (siglo XIX), con muñecas, criselefantinas, muebles, joyas o vidrios de la época.

Una de las personas encargadas del recinto recibe a un grupo de visitantes compuesto por una mujer de 75 años, sus hijos y sus nietos, todos ellos procedentes de Bilbao y les propone participar en la Experiencia Lis, para lo cual les entrega una pequeña bolsa de color negro que deben colgarse en su cuello y en la que deben meter su teléfono móvil.

"Los más mayores ven como una sorpresa visitar un museo sin utilizar el teléfono móvil. Y entre los más jóvenes se nota cierta ansiedad pasear por las salas sin hacer una fotografía o sin mirar sus redes sociales", ha agregado Pérez Castro.

Uno de los participantes de esta experiencia, Iker, considera una "idea maravillosa", ya que el móvil "se está utilizando para todo y es conveniente dejarlo a un lado para disfrutar de las obras de arte".

Carmen es una guía de Barcelona de paso por Salamanca y también ha participado de esta sensación, una idea que le parece "fantástica" porque es la manera "de mirar, de ver, de disfrutar de un placer como es observar una obra de arte o recorrer un museo".

El director de Casa Lis, Pedro Pérez, ha abundando en la idea de esta experiencia: "invitar a los visitantes a disfrutar del museo sin realizar vídeos ni fotografías de los espacios ni de las obras", lo que ayudará a reflexionar sobre "los vínculos emocionales que se establecen entre el espectador y la obra".

Es una experiencia reflexiva como recuerda una y otra vez su director, una propuesta pionera para que el espectador vea la obra de arte "sin intermediarios", de forma directa y evitar así observarla a través de la pequeña pantalla de un teléfono móvil.

Es una invitación para que el visitante recorra cada una de las salas de Casa Lis o la exposición temporal 'Picasso-Miró-Dalí. Los Grandes Maestros Españoles del Siglo XX. Obra gráfica' dejándose llevar por la música de fondo, por las luces o las sombras, por las sensaciones que le lleve a cada uno de ellos a mirar cada obra.

El teléfono móvil sólo se podrá utilizar en Casa Lis dentro de la cafetería, con zona wifi, para poder "compartir en redes sociales o como se quiera" el lugar que se está visitando,

El resultado de este ensayo, de escasas semanas en funcionamiento, ya ha comenzado a dar resultados: "el 10,8 por ciento de los visitantes encuestados ha respondido que Sí ha echado de menos el teléfono móvil, mientras que un abrumador 89,2 por ciento ha respondido que No, evidenciando que han disfrutado de su experiencia sin llevar el móvil de la mano", ha explicado. EFE