EFECuéllar (Segovia)

Durante este mes de julio, 1.379 alumnos de sexto de Educación Primaria de todo Castilla y León recibirán clases de refuerzo de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas o Inglés, con el objetivo de dar un último repaso a estas asignaturas troncales antes de dar el salto a la Educación Secundaria Obligatoria.

Según ha informado en declaraciones a los medios este martes la consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, el programa para la Mejora del Éxito Educativo, que comenzó ayer y se prolongará hasta el 29 de julio, tiene un coste de 82.908 euros y conlleva la contratación de 44 docentes, bien de los ya trabajan en el centro de forma ordinaria o de nuevo personal para este periodo.

La consejera ha visitado el Centro de Educación Infantil y Primaria "La Villa" de Cuéllar, en Segovia, uno de los 29 centros que prestan este servicio en toda la comunidad y que han sido seleccionados en función de su distribución geográfica para dar cobertura a toda Castilla y León.

Cinco colegios en Valladolid con siete profesores ofertan este programa para 243 alumnos inscritos; otros tantos colegios en Burgos, con 9 profesores, dan estas clases de refuerzo a 338 estudiantes y tres colegios hacen lo propio en León, con cuatro profesores y 104 alumnos.

Tres centros en Salamanca con seis profesores y 99 alumnos, otros tres en Ávila con cuatro profesores y 115 alumnos, otros tantos en Soria con cuatro profesores y 147 estudiantes y el mismo número de colegios en Zamora, con cuatro profesores y 108 alumnos, y en Segovia, para 146 alumnos con tres profesores, además de un colegio en Palencia con tres profesores para 79 alumnos completan este programa.

La consejera ha recordado que las familias también tienen disponible este mes la beca de transporte y comedor gratis para los alumnos que tengan que desplazarse desde su lugar de residencia a alguno de esto centros para recibir el refuerzo.

Con esta medida, los alumnos que necesiten apoyo en estas materias porque no hayan adquirido todas las competencias precisas de cara a comenzar la etapa de la ESO, y no necesariamente los que hayan suspendido alguna de ellas, reciben una hora diaria de Lengua, Matemáticas o Inglés.

Lucas ha explicado que este programa de refuerzo existía solo para los alumnos de 4º de la ESO y la idea de extenderlo a los de 6º de Primaria nació con la pandemia, debido al periodo de confinamiento más intenso primero y, al de algunas aulas después, cuando la formación online planteó algunas carencias en este sentido.

"Lo pusimos de forma experimental en la pandemia, hemos visto que sigue siendo necesario y que ha sido una medida acogida de forma muy positiva por toda la comunidad educativa y lo vamos a seguir manteniendo en el tiempo", ha comentado la consejera.

Según datos de la Junta, durante el curso 2020-2021, el porcentaje de promoción de los alumnos que recibieron estas clases extraordinarias fue un nueve por ciento mayor que los que no lo hicieron y el 90 por ciento de los docentes y el 84 por ciento de las familias que participaron el año pasado consideraron la medida eficaz.

Rocío Lucas ha observado que, debido a los cambios de evaluación y promoción del Ministerio de Educación y Formación Profesional para la ESO, la Junta tuvo que adelantar este programa de clases extraordinarias para los alumnos de 4º al mes de junio.

Del 1 al 21 de este mes, 2.226 estudiantes de este curso recibieron clases de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas académicas o aplicadas e Inglés, impartidas por 70 docentes en 23 centros de la comunidad, distribuidos de forma proporcional entre todas las provincias.

Por su parte, la directora del colegio "La Villa" en Cuéllar, Elena de Fuentes, ha valorado este programa como una medida "muy correcta", no solo para los alumnos que han suspendido alguna asignatura: "Hay niños que no han conseguido todos los objetivos en estas tres áreas y les viene muy bien el repaso de este mes para dar el salto a secundaria", ha señalado.

Además, como en estas sesiones hay menos niños, los profesores pueden ofrecer una atención más "individualizada" y "resolver más dudas" a los alumnos que durante el curso ordinario, ha destacado la directora. EFE