EFEValladolid

La Comunidad de Castilla y León se ha situado como la décima autonomía en número de lanzamientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), con 9,5 por cada 100.000 habitantes durante el tercer trimestre de 2021, según el informe hecho público este jueves por el Servicio de Estadística del CGPJ.

La Comunidad que encabeza la lista de lanzamientos derivados de la LAU es Canarias, con 23,5 por cada 100.000 habitantes, seguida por Islas Baleares, con 19,8 y la Región de Murcia, con 19,6.

En cuanto a los lanzamientos derivados del impago de hipoteca, Castilla y León contabilizó 2,4 por cada 100.000 habitantes durante el mismo periodo, también la décima autonomía, mientras el mayor número se calculó en la Región de Murcia con 12,5 por cada 100.000 habitantes, seguida de la Comunidad Valenciana, con 10,5 y Aragón, con 9,1.

El informe refleja también la cantidad de concursos presentados en los Juzgados de los mercantil por cada 100.000 habitantes, que en Castilla y León supuso 2,5 el tercer trimestre de 2021, un listado que encabeza Cataluña con 9,0, seguida de La Rioja, 5,6; Madrid, 5,1; y la Comunidad Valenciana con 4,9.

Las demandas de despido presentadas por cada 100.000 habitantes supusieron 42,8 en la Comunidad castellanoleonesa, lo que situó esta autonomía en el número doce, con Canarias en primer lugar, con 82,9, seguida de Madrid con 79,3; y Cataluña 64,1.

Respecto a la ocupación ilegal de viviendas en los casos en que los propietarios sean personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o entidades públicas poseedoras de vivienda social, el número de procedimientos ingresados se calculó en 0,8 por cada 100.000 habitantes en Castilla y León la cuarta autonomía con menor cantidad.

Por detrás de la Comunidad castellanoleonesa en este ámbito estuvieron el Principado de Asturias con 0,7; el País Vasco con 0,6 y Navarra con 0,2, la que menos.

En general, en España, el número de lanzamientos practicados durante el tercer trimestre de 2021, 8.659, ha sido un 22 % mayor que en el mismo trimestre de 2020, mientras que si se compara con el tercer trimestre de 2019, previa a la pandemia, la evolución indica una disminución del 14,9 por ciento.

El 69,3 % de los lanzamientos, 5.999, fue consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras que otros 2.203 –el 25,4 %- se derivó de ejecuciones hipotecarias. Los 457 restantes obedecieron a otras causas.

Los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias han supuesto un incremento del 40,9 % respecto al mismo trimestre de 2020, y una disminución del 12,8 % respecto al correspondiente de 2019.

Por su parte, los derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos han aumentado un 15,6 por ciento en relación con 2020 y han bajado un 13,8 % respecto a 2019.

Los derivados de otras causas (457), han experimentado un incremento interanual del 33,6 % y una disminución del 33,7 % respecto a 2019. EFE