EFEValladolid

Castilla y León es la comunidad que más población perderá en quince años, con 239.054 habitantes menos en el 2035, el 10 por ciento, hasta los 2.162.176, de mantenerse las tendencias demográficas actuales, según la proyección poblacional que este martes publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La proyección es que España ganará casi un millón de habitantes en los próximos 15 años y más de tres hasta el 2070 con la tendencia actual, aunque con comportamientos dispares en las autonomías.

En dato absoluto, Castilla y León sería la comunidad que más población pierde en los próximos 15 años, con 239.054, seguida de Galicia, con 178.257 y Asturias, con 101.436.

En dato relativo, Castilla y León y Asturias son las comunidades que más población perderían, con un diez por ciento en cada caso, seguidas de Extremadura con un 8,3 por ciento y Galicia con el 6,6.

Ocho autonomías ganarían población, lideradas por Madrid en dato absoluto con 614.049 habitantes más, el 9,1 por ciento de incremento.

Aunque en dato relativo, el mayor crecimiento lo anotaría Baleares con un crecimiento del 14,9 por ciento y 179.921 habitantes más.

Sólo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y las autonomías de Murcia y Baleares los nacimientos superarán a las defunciones en los próximos quince años, mientras que será negativo en el resto.

Castilla y León será la tercera comunidad con peor saldo vegetativo, sólo por detrás de Galicia y Asturias.

La proyección es que Castilla y León tenga en 15 años un saldo vegetativo negativo de 16.974 personas.

Y en cuanto al saldo migratorio exterior, de mantenerse las tendencia será positivo en todas las autonomías en 15 años, en especial en Canarias y Baleares.

En Castilla y León el saldo migratorio con el exterior es de 5.580 personas, con la segunda menor tasa por mil habitantes sólo por detrás de Extremadura, y que supone prácticamente la mitad del de 2019, que fue de 10.835.

Respecto al saldo migratorio interior, esto es el interautonómico, Baleares, Madrid y Navarra serían los territorios que, en términos relativos a su tamaño, atraerían más población procedente del resto de España.

Y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Extremadura,Castilla y León y Castilla-La Mancha presentarían los saldos migratorios interautonómicos más negativos.

La proyección es de 1.430 catellanoleoneses más que se van a otras autonomías que los que vienen de otras en el 2034, en este caso ligeramente mejor dato que el actual, -2.945 en 2019.EFE