EFEValladolid

Castilla y León entra en la fase dos de la desescalada con cuatro ahogados en espacios acuáticos de la Comunidad en los cinco primeros meses del año, dos en enero, uno en la primera quincena de marzo y otro en abril, con ninguno en mayo, que suponen uno más que en el mismo periodo del 2019.

Así lo recoge el Informe Nacional de Ahogamientos que realiza mensualmente la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS) publicado este martes.

Tres de las cuatro muertes anotadas en la Comunidad en lo que va de año se produjeron en ríos y en todos los casos se han tratado de mayores de 70 años, la franja de edad más vulnerable.

Pese al confinamiento iniciado el 14 de marzo por la crisis sanitaria del COVID-19, la Comunidad contabiliza este año un fallecido más por ahogamiento que en el mismo periodo del año pasado y continúa al frente de los territorios interiores en número de muertes por esta causa.

Con el inicio de la fase dos de la desescalada las instalaciones acuáticas comienzan a abrir, priorizando la práctica deportiva, por lo que la Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León (FECLESS) y las Delegaciones Provinciales han recomendado seguir las indicaciones de los socorristas y respetar las normas de cada instalación para evitar incidentes en los espacios acuáticos.

En el conjunto nacional 72 personas han muerto por ahogamiento en los espacios acuáticos en los cinco primeros meses del año.EFE