EFEValladolid

Castilla y León recogió un 0,8 por ciento más de residuos urbanos en 2018 que el año anterior, hasta las 1.085,5 miles de toneladas, que dejan en 450,4 los kilos por habitante y año, un 1,5 por ciento más que el año anterior.

Con esos 450,4 kilos, Castilla y León fue la cuarta autonomía con menor dato por habitante, por detrás de Madrid, con 386,1, Galicia, con 421,7 y La Rioja, con 428,9; frente a los 815,2 de Baleares y los 485,9 de media nacional.

De esas 1.085,6 miles de toneladas de residuos urbanos, sólo 153 fueron de residuos separados, ligeramente por encima de las 148,2 del 2017, según los datos de la Estadística sobre Recogida y Tratamiento de Residuos correspondiente a 2018 publicados este jueves y recogidos por Efe.

En el conjunto nacional, las empresas gestoras de residuos urbanos recogieron 22,7millones de toneladas de residuos en 2018, un 0,8% más que en el año anterior; y de ellos, 18,3 millones correspondieron a residuos mezclados y 4,4 millones a residuos de recogida separada.

De los residuos separados en Castilla y León, 49,6 miles de toneladas fueron de vidrio, con 43,7 de papel y cartón y 26,3 de envases mixtos.

Cataluña fue la comunidad en la que se recogió la mayor cantidad de Papel y cartón con 224,6 miles de toneladas y Vidrio, con 168,2; y Madrid recogió el mayor volumen de Envases mixtos, con 160,2.

Por habitante, de esos 450,4 kilos de Castilla y León, 386,9 fueron mezclados (382,6 en 2017), y de los separados 18,1 fueron de papel y cartón, ligeramente por debajo de los 18,6 del 2017; con 20,6 kilos de vidrio, frente a los 20 del año anterior, y 10,9 de envases mixtos, también por encima de los 9,8 del ejercicio anterior.

En términos per cápita, en España se recogieron 485,9 kilogramos de residuos por persona y año, un 0,4% más que en 2017.

De estos, 391,3 kilogramos por persona y año correspondieron a residuos mezclados y 94,6 a recogida separada, con 22,9 de papel y cartón y 17,9 de vidrio.EFE