EFEValladolid

Un centenar de medidas ha diseñado el sindicato CCOO para abordar la Atención Primaria sanitaria de Castilla y León con un "prisma general", frente a "mosaico de mosaicos" actual, y que pasa por dedicar a la sanidad el 7,2 del PIB regional y el 25 por ciento de esa cuantía a ese nivel asistencial.

La secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios del sindicato en la Comunidad, Ana Rosa Arribas, ha detallado este viernes en rueda de prensa que aunque la consejera de Sanidad, Verónica Casado, es "muy cercana" y se han reunido varias veces con ella, que ha recogido y agradecido sus propuestas, al final no se les ha tenido en cuenta en las decisiones y en las Mesas Sectoriales se han visto pocas cosas y se han limitado a "informar o imponer".

Arribas ha analizado esas cien medidas para una Atención Primaria de calidad, que pasa por el eje fundamental de mejorar la financiación y abordar ese nivel asistencial "desde un prisma general", de forma que el nuevo modelo se ponga en marcha en todos los centros y para todos los profesionales a la vez, frente al acuerdo que se plantea en la actualidad con cada centro que configurará en pocos años un "mosaico de mosaicos" en la Comunidad.

El centenar de medidas se articulan en cinco de mejora de financiación, una veintena de medidas organizativas y de gestión, una decena relacionadas con la ciudadanía y los consejos de salud, con otra decena para mejorar las condiciones laborales de los profesionales sanitarios, media docena para mejorar las económicas, cinco para nuevas incorporaciones y capacidades, con cuatro en formación e investigación, y dos en formación especializada.

Otra media docena se dirigen a la estabilidad en el empleo, tres para acreditar competencias, otras quince para el desarrollo de funciones y competencias del personal; media docena para dispositivos de apoyo y otras tantas para adaptar la atención primaria a las nuevas necesidades.

Entre las medidas figura la reordenación de las zonas básicas de salud y los recursos humanos, aunque el sindicato recoge en el documento que "la solución no puede pasar por hacer desaparecer los consultorios locales y transportar a todos los usuarios a los centros de salud, aunque no debe ser descartable el transporte de los usuarios de poblaciones muy pequeñas a la cabecera de su demarcación asistencial".

Arribas se ha referido, a preguntas de los periodistas, al plan piloto de reordenación de la atención primaria en la zona de Aliste, en Zamora, sobre el que ha dicho que el "papel lo soporta todo", pero luego la realidad de hoy mismo es que hay seis médicos de guardia, cuatro titulares y dos de media área, "todos pasados de horas y con vacaciones pendientes del 2019" con uno a punto de entrar en permiso por paternidad.

Y cuando el centro de Alcañices, en esa zona, intenta hacer un ensayo del código ictus se encuentra con que la conexión por internet se cortó cuatro veces.

"La realidad es que el modelo no se puede llevar a cabo por falta de profesionales, no hay inversión y no se ha consensuado, con dos trabajadoras que han entrado en concurso de traslados y con comisiones de servicio", ha referido la sindicalista.

Esos cambios organizativos requieren además de un soporte legal, tienen que "ser legales", para que no ocurra como con las unidades de gestión clínica, que la justicia echó por tierra en dos ocasiones; y con una memoria económica de la que adolece el plan de Aliste.

Arribas ha incidido en la falta de consenso con los sindicatos y ha dicho que la "directora de Profesionales, Mercedes Pérez de Miguel, "es un peligro y un riesgo" para el sistema.

Incrementar la interrelación y el tiempo con los usuarios, delimitar y tener en cuenta las zonas de difícil cobertura, desarrollar un plan de transporte programado, acabar con externalizaciones y contratas, o recuperar las 35 horas son algunas de las medidas planteadas por CCOO.

Arribas ha afirmado que recuperar las 35 horas, que está en proceso judicial, no tiene "nada que ver con las elecciones sindicales", ha aclarado al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que ayer ligó las dos cuestiones, "igual que nada tiene que ver las elecciones autonómicas con sus conflictos en el partido", ha apuntado.

Otras medidas plantean la dedicación exclusiva obligatoria, facilitar una manutención digna en atención continuada, revisar la figura del personal de área, incluir nuevas categorías profesionales, ampliar las plazas MIR y que todas las habilitadas se saquen, ya que el pasado año cincuenta no se convocaron, evitar la fuga de profesionales con contrataciones más estables e incentivos o procesos selectivos anuales y reposición del cien por cien en todas las categorías.EFE