EFEÁvila

El trasvase de agua del embalse de Las Cogotas, aguas abajo del río Adaja, al de Fuentes Claras, situado en la capital abulense, ya se ha iniciado tras la autorización concedida por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) al Ayuntamiento de Ávila.

El anuncio ha sido realizado este miércoles en rueda de prensa por el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, quien ha confirmado que el martes recibió la confirmación a esta solicitud realizada el pasado 22 de julio, por parte de la presidenta del organismo de cuenca, Cristina Danés.

Sánchez Cabrera ha agradecido la "diligencia" del organismo de cuenca y la "voluntad política" de la Junta de Castilla y León para agilizar estos trámites encaminados a consolidar y aumentar las reservas de agua de la ciudad que en la actualidad se sitúan al 22 por ciento de su capacidad en los tres pantanos.

Por ello, desde el pasado 18 de julio Ávila se encuentra en una situación de "emergencia por sequía", decretada por la Junta de Gobierno Local, lo que obligó al Consistorio a adoptar medidas de ahorro, como la suspensión del Concurso Hípico Nacional, y a poner en marcha campañas de concienciación a la población.

En este sentido, Sánchez Cabrera ha agradecido a los abulenses el consumo "razonable y responsable" realizado en este tiempo, si bien ha llamado la atención de los vecinos para que "nadie baje la guardia", pese a que en los últimos días esté lloviendo en la capital.

Además de insistir en la necesidad de "contención" en el uso del agua, y tras dar la "bienvenida" a las primeras lluvias, el alcalde ha señalado que los 15 litros por metro cuadrado de los últimos días, apenas llegarán a los tres embalses que suministran a la ciudad -Serones, Becerril y fuentes Claras-, aunque sí servirá para el riego de parques y jardines, entre otras cosas.

Tras recibir la autorización de la CHD para cambiar el punto de vertido, Jesús Manuel Sánchez Cabrera ha señalado que ya se está trasvasando agua de uno a otro embalse, a razón de 7 millones de litros diarios, a través de una infraestructura que no se encuentra en buenas condiciones.

Por ello, Sánchez Cabrera ha anunciado una inversión municipal de 100.000 euros para "mejorar el abastecimiento" a través de una "obra de emergencia" que culmine con una nueva infraestructura con un diámetro superior y una bomba "más potente", de manera que los 7 millones de litros actuales se puedan llegar a duplicar.

Como consecuencia de la situación de "emergencia" por la sequía, el Ayuntamiento ya destinó el pasado verano otros 300.000 euros a la conexión con la red municipal, del agua captada de un sondeo a las afueras de la ciudad.

Además de estas actuaciones, Sánchez Cabrera ha anunciado que el Consistorio seguirá tomando nuevas iniciativas para poder captar aguas de los sondeos particulares en los alrededores del parque de El Soto, con el objetivo de "conectarla con la red".

Asimismo, ha señalado que el Ayuntamiento está trabajando para conformar un grupo de trabajo con expertos, para encontrar una solución "a medio y largo plazo" al problema de abastecimiento de agua de la capital.EFE