EFEValladolid

La Audiencia Provincial de Valladolid ha impuesto dos años y medio de prisión a un hombre de 86 años, Carmelo R.D., por originar un incendio que destruyó una vivienda la noche del 21 de septiembre de 2016 en Matapozuelos (Valladolid).

La sentencia de conformidad, tras un acuerdo alcanzado este jueves entre acusaciones pública, particulares y defensa, condena el concreto al encausado por un delito de incendio por imprudencia grave -con resultado de daños-, han detallado a Efe fuentes jurídicas.

El magistrado presidente de la Sala ha adelantado el fallo de la resolución judicial, que además de la pena de prisión abarca el pago de 143.709,66 euros a la aseguradora y 266.393,67 a los propietarios de la vivienda afectada.

El encausado ha acudido a la Audiencia detenido por la Guardia Civil, después de que el pasado 12 de junio tuviera que suspenderse la vista oral ante la incomparecencia del procesado.

La Sala decidió en esa fecha que un forense evaluara al encausado sobre su situación desde el punto de vista psiquiátrico, tras lo que volvió a señalar el juicio para este jueves, después de que el especialista hubiera ya examinado al procesado, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Ya con anterioridad a que el acusado no acudiera al juicio el 12 de junio, faltó a otras dos citas judiciales, en estos casos en fase de instrucción de la causa, unas ausencias tras las que el tribunal decidió que Carmelo R.D. fuera arrestado para asegurar su presencia hoy en la vista oral.

El encausado, preguntado por el magistrado presidente, ha aceptado la pena pactada entre las partes y los hechos por los que había sido acusado, cometidos cuando prendió una pila de periódicos y revistas en un almacén situado junto a la casa que resultó destruida como consecuencia de las llamas.

El Ministerio Público, antes del acuerdo alcanzado hoy con las acusaciones particulares y la defensa, había calificado provisionalmente los hechos como un delito de incendio con peligro para la vida e integridad física de las personas provocado por imprudencia grave, por el que reclamaba cinco años de cárcel.

Además, en concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicitaba el abono de 324.000 euros, cantidad de la que pidió descontar lo ya pagado por la aseguradora, mientras la defensa había demandado la absolución antes del pacto entre las partes. EFE

erbq