EFEValladolid

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León ha criticado este jueves que la "inoportuna y lamentable paralización" de la campaña de vacunación de la gripe entre los empleados públicos se extienda ya por cinco provincias de la Comunidad -Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca y Valladolid- y que "podría extenderse a toda la Comunidad".

En un comunicado, CSIF ha rechazado la "justificación" dada por la Junta para este retraso, sobre logística y un aumento de la demanda respecto a años anteriores, ya que resulta "indignante" que la Consejería de Sanidad anime a la vacunación y a la vez la paralice entre los empleados públicos.

"Una vez más, la improvisación vuelve a salpicar la mala gestión de las administraciones en la lucha contra el COVID-19. Si ya tenemos la experiencia pasada de la falta de EPIs y mascarillas, ahora nos faltan vacunas de la gripe", ha ironizado el presidente autonómico de CSIF, Juan Carlos Rodríguez-Rodilla.

El representante sindical se ha preguntado por "¿cómo es posible que, después de llevar semanas hablando de la campaña de vacunación de la gripe, y de su trascendencia en la lucha contra el coronavirus, resulte que ahora no tengamos vacunas suficientes?".

Para Rodríguez-Rodilla resulta "increíble" esta situación y ha tachado de "ridícula" la argumentación dada por la Junta sobre que los plazos de la vacunación están abiertos aún porque la vacunación se tiene que hacer en el momento adecuado para prevenir “y no esperar" a que enfermen.

Por este motivo, CSIF ha pedido que la vacunación de los empleados públicos "se reanude cuanto antes, muy especialmente al personal sanitario, que también se está viendo afectado por la falta de vacuna en no pocos casos, o a los docentes, por el estrecho e inevitable contacto que tienen con los alumnos, sin olvidar otros grupos, como los trabajadores de los servicios sociales".EFE

orv