EFESalamanca

Agentes de la Guardia Civil han detenido en Salamanca y Ávila a tres personas por haber amenazado y estafado, supuestamente, 17.000 euros en los últimos tres años a una persona de Huesca que se encuentra en una especial situación de vulnerabilidad, a la que conocieron en un red social de contactos.

La detención, han informado este jueves fuentes de la Comandancia de Salamanca, se ha producido a partir de la denuncia presentada en un puesto de la Guardia Civil de la comarca de los Monegros, en la provincia de Huesca.

Un hombre en situación de especial vulnerabilidad manifestaba haber sido víctima de una estafa y estar sufriendo continuas amenazas por parte de una mujer con la intención de conseguir más dinero.

La investigación ha dado como resultado la detención de tres personas en las provincias de Ávila y Salamanca, entre ellas una mujer de 43 años que lideraba la trama y se había puesto en contacto con la víctima a través de una red social de contactos con un perfil que utilizaba fotografías de otra mujer.

Los hechos se remontan ocho años y medio atrás cuando la víctima concertó una cita con la mujer que le solicitó dinero para el viaje hasta Huesca y llevar a cabo un encuentro.

Posteriormente, y sin haberse producido dicha entrevista, le hizo creer a la víctima que había sufrido un accidente de circulación y que no tenía dinero para regresar a su domicilio, iniciándose en ese momento la transferencia de dinero a la mujer para hacerse cargo de los gastos ocasionados.

La mujer continuó presionando a su víctima haciéndole responsable de las supuestas secuelas que había sufrido a consecuencia del accidente y haciéndole creer que además tenía diversas enfermedades de gravedad y no podía costear los tratamientos, han agregado las mismas fuentes.

Además, aprovechándose de la buena fe de su víctima, fue recibiendo giros postales y transferencias hasta 17.000 euros en los últimos tres años, que eran cobrados tanto por la autora principal de la estafa como por su anterior pareja como por la pareja con la que convivía en la actualidad.

Al negarse la víctima a seguir enviando dinero, la mujer le amenazaba con personarse sus familiares en el domicilio de la víctima, y también le amedrentaba diciéndole que había contactado con abogados y que entraría en prisión por las secuelas que supuestamente sufría la mujer por culpa de la víctima, así como con suicidarse.

La puesta en marcha de la operación Mendax ha dado como resultado que agentes de la Guardia Civil de Huesca, auxiliados por componentes de Policía Judicial de Salamanca, realizaran el pasado 11 una entrada y registro del domicilio de la sospechosa y su actual pareja en Salamanca, localizando documentación acreditativa de los giros postales y el cobro de éstos.

Por estos hechos se ha procedido a la detención de dos hombres, uno de 44 años vecino de Salamanca y otro de 42 años de Ávila, ambos como cooperadores necesarios y una mujer de 43 años, supuesta cabecilla de la trama. EFE