EFEValladolid

Más de un millón de kilogramos de alimentos, por un importe de 1.040.986 euros, se distribuirán entre 51.281 personas en Castilla y León, dentro de la primera fase del Plan de Ayuda Alimentaria 2019 para los más necesitados, presentado este viernes por la delegada del Gobierno, Mercedes Martín.

Martín, acompañada del presidente de la Fundación Banco de Alimentos de la Comunidad, Jesús Mediavilla, y del secretario autonómico de Cruz Roja, Carlos Santos, ha dado a conocer las características de esta iniciativa, con origen en la década de los años 80 dentro de un programa de la UE.

Fue a raíz de la ola de frío que azotó Europa en 1986 y 1987 y que afectó sobre todos las población más desfavorecida, cuando la Comisión europea decidió hacer uso de alimentos almacenados para trasladarlos a los más necesitados de la sociedad.

En España, el Ministerio de Agricultura, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), puso en marcha estas actuaciones desde 1987, que contaron hasta 2013 con un periodo de funcionamiento financiado al cien por cien con fondos de la PAC.

El denominado Programa de Ayuda Alimentaria entronca desde 2015 con un nuevo marco financiero de la UE, en el periodo comprendido hasta 2020, por lo que se financia entro de la política social y de cohesión de la UE con cargo a un nuevo instrumento financiero, el Fondo de Ayuda Europea para las PErsonas más Desfavorecidas (FEAD), que aporta el 85 por ciento del coste total.

El quince por ciento restante se completa con los presupuestos de la Administración General del Estado, ha detallado Martín, quien ha aclarado que el Gobierno compra los alimentos y los suministra a centros de almacenamiento y distribución de las organizaciones asociadas, el Banco de Alimentos y Cruz Roja.

Un procedimiento de licitación pública gestionado por el Ministerio de Agricultura a través del FEGA es la manera en la que se compran los alimentos y, en el caso de Castilla y León, tres de las empresas su ministradoras se localizan en la Comunidad.

Las compañías castellanoleonesas son Galletas Gullón en Palencia; Siro en la población palentina de Venta de Baños y legumbres Luengo en León.

Tras la primera fase del programa, en junio, se desarrollará una segunda en octubre y una tercera en marzo del próximo año, de manera que se repartirán, en total, alimentos por un valor de 3,5 millones de euros en Castilla y León, de los 92 millones en ESpaña.

Contribuir a alcanzar el objetivo de erradicación de la pobreza en la UE centra los objetivos de esta iniciativa, ha resumido.

Por provincias, de los alimentos que se repartirán en esta primera fase, se beneficiarán 3.835 personas en Ávila; 5.250 en Burgos, 8.450 en León, 2.003 en Palencia, 7.562 en Salamanca, 2.986 en Segovia, 2.064 en Soria, 16.648 en Valladolid y 2.483 en Zamora. EFE