EFEPalencia

Los análisis de ADN han confirmado que los restos óseos encontrados en los alrededores de Areños, en el norte de Palencia, pertenecen a Jose Luis Roiz Sordo, un hombre de 52 años, vecino de Cartes (Cantabria), que desapareció en la tarde del 22 de junio cuando salió a dar un paseo por esta zona.

La Subdelegación del Gobierno en Palencia confirmó anoche a EFE que los análisis realizados en el Laboratorio de Criminalistica de la Guardia Civil arrojan "una confirmación inicial de correspondencia del ADN de los restos hallados con la persona desaparecida" en junio de 2018, aunque todavía se siguen investigando las causas de la muerte.

Precisamente fue la hermana de Jose Luis Roiz Sordo, la que, en la tarde del pasado sábado encontró el cráneo en un prado a la orilla del río Areños, en los alrededores de esta pedanía que apenas tiene una decena de habitantes, y lo puso en conocimiento de la Guardia Civil.

De inmediato la Guardia Civil inició un operativo formado por varias patrullas de Seguridad Ciudadana, personal del Servicio Cinológico y el equipo de la Policía Judicial, que se ha mantenido durante toda la semana en busca de más restos.

Además, se estaba a la espera del resultado del análisis de los restos hallados que se estaban haciendo en el Laboratorio de Restos Biológicos de Criminalística de Madrid y que finalmente han encontrado coincidencias con el ADN de la persona desaparecida en junio del año pasado.

La Guardia Civil mantuvo entonces un operativo de búsqueda en la zona durante casi tres meses para tratar de localizarlo, que se suspendió sin éxito.EFE