EFEValladolid

Los bancos de alimentos de Castilla y León organizarán, del 30 de mayo al 4 de junio, una nueva edición de su "gran recogida" en la que las donaciones serán solo económicas y en caja, y podrán hacerse en 300 supermercados de la comunidad, según ha informado el presidente de la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León, Jesús Mediavilla en rueda de prensa.

Mediavilla ha subrayado este viernes que el hecho de hacer la donación únicamente en caja tiene muchas ventajas y que esa forma de hacerlo "ha venido para quedarse".

Los supermercados asociados en ASUCYL van a realizar nuevamente esta campaña habitual de recogida de primavera-verano y la totalidad de los Bancos de Alimentos de Castilla y León se verán beneficiados.

Mediavilla ha subrayado que en el año 2021 los Bancos de Alimentos de Castilla y León atendieron todos los meses a más de 65.000 personas a través de 672 entidades, que fueron las encargadas de distribuir los alimentos a las personas necesitadas.

"Todo ello hace que los Bancos de Alimentos de Castilla y León estén resistiendo gracias a donativos de los particulares y de empresas con los que podemos comprar los alimentos básicos que nos van faltando", ha agregado.

Las principales ventajas de esta forma de donación en caja es que los bancos se proveen de los alimentos que realmente necesitan en el momento que lo precisan, sin que existan problemas de clasificación ni caducidad de fechas, "con lo que los beneficiarios finales estarán mucho más satisfechos con los alimentos básicos que reciben", según Mediavilla.

Además, se precisa una menor manipulación de los alimentos y por tanto una menor concentración de voluntarios, y la logística necesaria para los establecimientos de las cadenas participantes es mucho más sencilla "dado que a veces se disponen de almacenes limitados", ha precisado.

Mediavilla dio las gracias a la colaboración de todos los supermercados de las diferentes cadenas de alimentación y la participación de todos los Bancos de Alimentos de Castilla y León, que unánimemente se han adherido a esta campaña y, de esta forma,"se podrán adquirir alimentos básicos e imprescindibles para atender correctamente a todas las familias y, sobre todo, a los niños que están sufriendo especialmente los efectos de esta crisis". EFE