EFEZamora

La portavoz de Sanidad del grupo socialista en las Cortes de Castilla y León, Inmaculada García, ha acusado este jueves al Gobierno regional de promover un "deterioro organizado y programado" de la sanidad pública de la comunidad autónoma.

García ha asegurado en un comunicado de prensa que los datos de la lista de espera quirúrgica en Castilla y León, que se han incrementado en el último trimestre de 2019, son "demoledores" y "ratifican y certifican" ese deterioro de la sanidad pública.

Ha recordado que al finalizar 2019 había 29.263 pacientes a la espera para pasar por el quirófano, con una demora media de 94 días, lo que supone incrementar en cinco días la demora media y el número de pacientes en lista en más de dos mil.

Ha achacado ese incremento a las "políticas de recortes" que el PP ha aplicado durante "décadas, ahora con el apoyo de Ciudadanos".

Esa política sanitaria, a juicio del PSOE, perjudica de manera muy grave la salud y la calidad de vida de los usuarios del sistema público sanitario de Castilla y León.

La portavoz socialista de Sanidad en el Parlamento regional ha recordado que el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, prometió un plazo máximo de treinta días en intervenciones y pruebas diagnósticas, algo que se ha convertido en "papel mojado".

Para la procuradora regional del PSOE de Zamora, el presidente de la Junta debería pedir perdón a los miles de pacientes por "hacerles perder un año de su salud".

Ha apuntado además que, si se comparan con los datos de hace un año, las listas de espera sanitarias se han incrementado en 6.739 personas en Castilla y León y el tiempo de demora medio en 29 días más.

Inmaculada García ha comparado los datos actuales con la "situación previa a los recortes", cuando en el año 2011 había en la comunidad 19.000 pacientes en lista de espera y 52 días de demora media.

Par la parlamentaria regional socialista, los datos evidencian que el "Plan Pericles" puesto en marcha por la Junta para el período 2015-2019 para reducir en un 32 por ciento la lista de espera y en un 23 por ciento la demora media ha resultado un "fraude". EFE